Eusebio: «Este Madrid tiene cosas de Benítez»

El entrenador de la Real Sociedad, analiza en el foro organizado por la agencia Efe sus ideas como técnico

El entrenador de la Real Sociedad, Eusebio Sacristán, durante su intervención en el EFEFÓRUM DEPORTES SPORTIUM.
El entrenador de la Real Sociedad, Eusebio Sacristán, durante su intervención en el EFEFÓRUM DEPORTES SPORTIUM.

“Zidane está consiguiendo resultados con su propuesta y con su gestión de grupo, pero no nos olvidemos de Rafa Benítez”, asegura el director de la Real Sociedad.

“Zidane está consiguiendo resultados con su propuesta y con su gestión de grupo, pero no nos olvidemos de Rafa Benítez. Ha demostrado que trabaja muy bien algunos aspectos tácticos y no diría que este Madrid no tiene cosas de Benítez”, asegura Eusebio.

El entrenador de la Real Sociedad fue el invitado al foro que organiza la agencia Efe, en el que destacó a Johan Cruyff como el entrenador que dio sentido a su carrera. “Tenía dificultades para hacerme un hueco en el equipo. En aquella época había diez jugadores más físicos y uno organizador o técnico por equipo, como eran Cardeñosa o Señor”, recuerda. “La sorpresa fue cuando llegué allí y nos explicó el sistema, que era un 3-4-3 con cuatro centrocampistas en rombo”, dice. “Tenía cuatro posibilidades de jugar. Daba importancia al jugador técnico y eso era lo que trabajábamos, la técnica y encontrar al jugador libre. Pude sacar rendimiento a mis condiciones”, añade. Eusebio, nacido en La Seca, un pueblo de Valladolid de poco más de 1.000 habitantes, aprendió el fútbol en la calle. “Salía de casa y tenía la iglesia al lado. En la pared pasé horas y horas dando patadas al balón. Con el tiempo descubrí que ahí conseguí mi técnica”, afirma.

Cruyff, como entrenador, le marcó el estilo. Pero la gestión de grupo la aprendió con Cantatore, el entrenador que le dio la oportunidad de debutar en el Valladolid, y con Rijkaard, del que fue ayudante cuando dirigía al Barcelona. “Cantatore es uno de los entrenadores que más huella me ha dejado. Me enseñó el valor del reconocimiento. Cada ve que hacías algo bien te lo valoraba. Me decía: Tú vas a ser internacional. Pensé que eso era lo que quería tener cuando fuera entrenador”, reconoce. Rijkaard le reforzó ese aspecto. “Me sirvió´para aprender un modelo de gestión de equipo de una persona muy diferente a Cruyff, pero tenía una forma de ser con la que yo me sentía más identificado. Se podía tener rendimiento desde el diálogo, el respeto y la bondad. Aprendí mucho. Ha sido un referente”, argumenta. “Llevaba muchos años jugando al fútbol, tenía experiencia y entendía el juego, pero con Rijkaard entendí que no es sólo eso. Están las personas y hay un grupo de trabajo, jugadores que tienes que conseguir que estén motivados, que se lleven bien, que tengan compromiso y que peleen por lo mismo. Tienen que poner lo mejor de ellos en beneficio del colectivo. Si cada uno piensa sólo en él no vamos a conseguir nada. Vamos a ser un equipo perdedor”, analiza.

De todos esos técnicos ha adquirido cosas el entrenador que ahora es Eusebio. El que consiguió motivar a Vela para que continuara en San Sebastián siendo importante para la Real. El que se lleva al equipo de gira para entrenar durante la semana, consciente de lo que significa la Real para Guipúzcoa. “Tenemos 16 o 17 jugadores de la casa. Es un valor diferencial que nos puede hacer competir al máximo. El compromiso hacia los valores de la tierra puede darte un plus”, asume. Y así consigue tener a la Real peleando por regresar a la Liga de Campeones. Y así puede que un día llegue a entrenar al Barcelona. “Al Barça me unen muchas cosas. Nunca voy a decir que no, pero quiero vivir el momento. “Estoy en la Real, en la élite, en Primera, que era lo que quería y estoy encantando. He encontrado unas condiciones con las que veo que puedo llevar a cabo todas mis ideas como entrenador y aspirar a cosas importantes”, dice.