«Fantástica actuación, Cristiano»

La RazónLa Razón

Lo dijo Gareth Bale la semana pasada, asombrado ante su compañero de equipo: «Ronaldo es increíble. Marca ''hat-tricks'' cada semana». Hizo tres contra la Real Sociedad en el último partido de Liga, marcó uno en la ida frente a Suecia y ayer, como tocaba, le hizo tres a la selección de Ibrahimovic para clasificar a Portugal para Brasil. Su selección le necesitaba como le necesita el Madrid y Ronaldo no falló. «Los portugueses deben estar orgullosos de tener al mejor jugador del mundo», aseguró el seleccionador Paulo Bento. Ahora mismo es el compañero más fiable y, por tanto, el rival más temible. Tras uno de sus tantos, Ibrahimovic aplaudía: o era para animar a sus compañeros o esos aplausos eran para Cristiano Ronaldo, que está haciendo un final de año extraordinario, tras unos meses no menos fantásticos.

El Balón de Oro está en boca de todos y él es uno de los favoritos indiscutibles. Ayer se supo que la FIFA ha ampliado el plazo de votaciones hasta el 29 de este mes, «con el fin de garantizar la representación de los medios seleccionados y de todas las asociaciones miembro de la FIFA». Quienes no hayan votado, lo pueden hacer ahora. Los votos que no hayan llegado se pueden cambiar. Todos los que tengan oportunidad de votar en estos días no van a poder olvidar las carreras de Cristiano Ronaldo, los goles que le llevan a Brasil. Él habla en el campo: «Yo hice mi trabajo como lo he hecho en los últimos tiempos. No tengo que demostrar nada a nadie. En los últimos años he demostrado lo que soy. No está al alcance de cualquiera marcar 40 o 50 goles por temporada. Eso refleja lo que soy», aseguró. Blatter, en Twitter, se rindió ante su fútbol, «Fantastic performance by @cristiano», («Fantástica actuación de Ronaldo)». «No vivo obsesionado por el Balón de Oro –continuó ayer el delantero portugués–. Trabajo en la selección portuguesa y en mi club. En el terreno de juego no respondo a nadie. Siempre trato de jugar lo mejor posible».

Su nivel es incomparable. En la eliminatoria contra Suecia se le ha equiparado a Ibrahimovic. El sueco demostró que es un futbolista de talla mundial con dos goles que dieron vida a su equipo. Pero Ronaldo está por encima. Cuando el alto delantero metió miedo a Portugal, Cristiano fue inalcanzable. Una furia. Suecia buscaba la portería rival, dejó espacios a su espalda y allí apareció el mejor, el futbolista que hace tres goles sin que parezca difícil, que ha convertido lo extraordinario en rutinario: «Demostré que estoy presente y he vuelto a ayudar al equipo».