Fórmula 1

¿Vuelve McLaren?

El equipo de Carlos Sainz, sexto ayer en Francia, empieza a dar síntomas de mejoría tras unos años negros. «Pole» de Hamilton.

Carlos Sainz, durante una de las sesiones de clasificación de ayer en Paul Ricard
Carlos Sainz, durante una de las sesiones de clasificación de ayer en Paul Ricard

El equipo de Carlos Sainz, sexto ayer en Francia, empieza a dar síntomas de mejoría tras unos años negros. «Pole» de Hamilton.

Recuperar el tiempo y el terreno perdido en la Fórmula 1 es un proceso lento, angustioso y en muchas ocasiones desesperante. El pozo en el que McLaren se metió cuando se dejó seducir por los yenes de Honda y un pasado que poco o nada tiene que ver con la actualidad abrió una brecha muy importante con sus rivales y cayó a lo más profundo de la parrilla.

Poco a poco está encontrando la senda correcta y, como muchos señalan, ahora que Alonso ya no está, la presión es menor. Ayer en el circuito de Paul Ricard volvió a escenificar un paso más en su lenta mejoría con Norris en quinta plaza y Sainz en la sexta. No es que sean resultados espectaculares (además, ganaron una posición extra debido a la pobre actuación de Vettel y Gasly con coches teóricamente superiores), pero lo cierto es que en las últimas carreras están por delante de escuderías que estaban por encima en cuanto a rendimiento.

Les ha ayudado el hecho de que el motor Renault haya dado un paso adelante, una unidad de potencia que funciona mejor en el monoplaza inglés que en el propio francés, aunque esa historia no es nueva para el suministrador de motores Renault, que vivió algo similar con los Red Bull, con los que terminaron a «tortas» porque los coches energéticos van ahora con Honda, que, cosas de la vida, en el Red Bull hecho por Adrian Newey tiene un rendimiento óptimo. Aunque no tan bueno como para alcanzar a los Ferrari y Mercedes. McLaren está dando los pasos oportunos para mejorar fichando bien (James Key como director técnico y Andreas Seidler como máximo responsable del equipo, sólo por debajo del caótico Zak Brown). Este último trae disciplina, procesos y un método de trabajo que le dio frutos en Porsche, donde triunfó en el WEC y en las 24 horas de Le Mans.

Muchos afirman que su llegada es sólo un paso previo al aterrizaje definitivo de Porsche en McLaren, como ya ocurriera en los años 80. Además, en dos años tendrán túnel de viento propio. Ahora usan el de Toyota en Colonia...