Atlético de Madrid

0-0: El Atlético, perdido en Vallecas

Quini Marín (i) lucha un balón con el centrocampista del Atlético
Quini Marín (i) lucha un balón con el centrocampista del Atlético

El Atlético de Madrid no tuvo un buen inicio de campeonato en su defensa del título liguero y empató en Vallecas frente al Rayo, en un partido que dominó en la primera parte con tres ocasiones muy claras del croata Mario Mandzukic.

¿Dónde está Diego Costa? Era la pregunta que se hacían los aficionados rojiblancos en el descanso. Mandzukic había fallado las dos ocasiones que el Atlético había tenido en el primer tiempo –a la postre, las únicas del equipo porque la segunda parte fue horrible– y los rojiblancos no encontraban ante un Rayo bien plantado, con las ideas muy claras, con los argumentos que impone Paco Jémez, el juego fluido y combinativo que le diera superioridad en ataque. Tampoco la estrategia anoche fue el fuerte del Atlético y el equipo quedó desnudo por su incapacidad, por su falta de imaginación y porque la intensisad que se le presume se debió quedar el viernes en el Calderón ante el Madrid.

El Atlético fue mejor en el primer acto, pero nunca impuso su ley. La defensa del Rayo, Trashorras y Baena, tenían ventaja ante Griezmann, Raúl Jiménez y Mandzukic, el tridente ofensivo que se inventó Simeone, que desde una cabina de prensa comprobó cómo su equipo no tenía chispa, no jugaba por fuera y por dentro, era presa de los rayistas. Las dos ocasiones del croata pudieron desequilibrar la balanza, pero una la mandóo fuera y la otra, al cuerpo de Cristian Álvarez. Fue la única oportunidad en la que el meta tuvo que emplearse a tope.

Porque Gabi y Koke no están ahora a su mejor nivel. Mario fue el más acertado de los tres. Y es que Griezmann no fue ni centrocampista ni delantero –está muy lejos de su mejor forma y le pesa el Mundial–, mientras que Raúl Jiménez dejó destellos, aunque no se entendió con Mandzukic. La defensa fue tan eficaz como la temporada pasada y la presencia de Ansaldi –Siqueira tiene problemas musculares– no desentonó.

Con Diego Costa en Londres y con el Atlético muy espeso en el ataque, el Rayo fue valiente, dio un pasito más y poco a poco se acercó al área de Moyá. Jémez acertó con Manucho porque Pereira fue un cero a la izquierda y el equipo se mostró más agresivo y ofensivo. Con la máxima de jugar el balón desde atrás –defensivamente fue mucho mejor que el de los comienzos del curso pasado– y con Trashorras y Bueno en la creación, el equipo dio lo mejor. Tampoco tiene el rodaje hecho –seis nuevos había en la alineación– , pero el sistema es el mismo y el equipo no se descompone.

Por eso cuando al Atlético se la acabó la gasolina –los rojiblancos terminaron con Saúl, Héctor y C. Rodríguez por los millonarios fichajes– llegaron las ocasiones. Manucho creó problemas, obligó a Moyá a hacer una buena parada y complicó la vida de Godín y Miranda. Tuvo un perfecto socio en Aquino, en un Rayo que pinta bien ante un Atlético que no sabemos cómo va a pintar y que anoche se perdió en Vallecas.

Ficha técnica:

0 - Rayo Vallecano: Cristian Álvarez; Tito, Abdoulaye Ba, Zé Castro, Quini; Raúl Baena, Trashorras; Aquino, Bueno, Kakuta; y Jonathan Pereira (Manucho, m.54).

0 - Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Godin, Miranda, Ansaldi; Griezmann (Cristian Rodríguez, m.84), Gabi, Mario Suárez y Koke; Mandzukic (Héctor, m.74) y Raúl Jiménez (Saúl, m.61).

Árbitro: Clos Gómez (C.Aragonés). Amonestó a Baena (m.33) y Ba (62), del Rayo; y a Mario Suárez (82) y Juanfran (92), del Atlético.

Incidencias: encuentro correspondiente a la primera jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio de Vallecas (Madrid), ante 11.070 espectadores.