0-2. Colunga silencia Cornellá

El delantero del Getafe Adrián Colunga celebra tras marcar ante el RCD Espanyol
El delantero del Getafe Adrián Colunga celebra tras marcar ante el RCD Espanyol

Al Getafe le bastó un contraataque de Adrián Colunga en el minuto 73 para destrozar el planteamiento y el sueño de alcanzar esta jornada un puesto europeo del Espanyol, que llevó el peso del partido ante un rival que se limitó a esperar atrás. Desde una buena defensa labró el equipo de Luis García su segundo triunfo consecutivo en una temporada que había comenzado de manera irregular.

El segundo tanto, en el tiempo de añadido, también de Colunga, sólo sirvió para reafirmar el guión del encuentro. Los madrileños jugaron mejor sus cartas y tuvieron más fortuna de cara a puerta. Los anfitriones basaron gran parte de su juego en la estrategia y se quedaron a las puertas de la reacción porque, además, no acertaron en los últimos metros.

La salida del Espanyol no decepcionó. La intensidad que pide Javier Aguirre fue el arma españolista en los primeros minutos. Dominio, posesión e intentó de llegar a Moyá con velocidad.

El Getafe esperó atrás, aunque en la segunda parte adelantó líneas y encontró en Colunga, un jugador intermitente en el equipo, a su pistolero. El asturiano hizo dos goles y puso al equipo de Luis García en la senda del triunfo. Un triunfo quizá abultado, pero merecido porque la pegada, al final, es lo que importa.