Champions League

2-1. La sonrisa de Casillas

El Oporto se impone al Chelsea el día que Iker se convierte en el jugador con más partidos en la historia de la Liga de Campeones

Iker Casillas y Diego Costa se saludan al final del partido
Iker Casillas y Diego Costa se saludan al final del partido

El Oporto se impone al Chelsea el día que Iker se convierte en el jugador con más partidos en la historia de la Liga de Campeones

Hubo saludo entre Casillas y Mourinho. Aunque probablemente no tenían nada que decirse. El portero español sí intercambió su camiseta con Cesc al final del partido. No importó que Casillas hubiera hecho una gran parada a disparo del centrocampista del Chelsea en los primeros minutos de partido. Eso es sólo fútbol. La «relación», o lo que sea, entre el portero del Oporto y el entrenador del Chelsea va más allá. Se trata de la vida.

Mourinho advirtió antes del encuentro de que tendría que endurecer su corazón para enfrentarse al Oporto. Y sólo se inmutó con las paradas de Iker. Con la que le hizo a Cesc y con el balón que despejó con el pie a disparo de Pedro minutos después. No se movió del banquillo cuando Willian empató para el Chelsea en el último instante de la primera mitad. Casillas no vio por dónde le llegaba el lanzamiento de falta, que entró por su palo. No se le dan bien al portero los minutos finales en esta Liga de Campeones. Ya recibió un tanto del Dinamo de Kiev –el del empate– al final del encuentro en la primera jornada. Ayer, al menos, al Oporto le quedaba tiempo para reaccionar.

Lo hizo regalando la pelota al Chelsea, que dominó la posesión de manera evidente en la segunda mitad. Números que no sirven para nada, porque las ocasiones fueron casi todas para el Oporto. Sólo Diego Costa, que disparó al larguero desde fuera del área, y Hazard, que ajustó tanto el disparo ante la salida de Casillas que lo estrelló contra el lateral de la red, se animaron en el Chelsea. Era Begovic, el portero, el que más presencia tenía de los ingleses. No pudo evitar el gol de André André en la primera mitad. El portugués aprovechó un rechace del guardameta al disparo de Aboubakar. Tampoco pudo detener el cabezazo de Maicon en la segunda mitad. Ramires no estuvo atento para vigilar el remate del capitán portista en el primer palo.

Podían haber sido más, pero Begovic estuvo acertado. La presencia de Imbula en el centro del campo daba ventaja al equipo portugués. El interminable centrocampista francés robaba y jugaba, regateaba y hasta remataba. Pero no acertó con el gol.

Al final del encuentro, Casillas, con la camiseta de Cesc en el hombro, sonreía. Era un hombre feliz. Quizá no sólo porque ayer dejó atrás a Xavi y nadie ha jugado más partidos que él en la Liga de Campeones.

- Ficha técnica:

2 - Oporto: Íker Casillas; Maxi Pereira, Maicon, Iván Marcano y Martins Indi; Rúben Neves (Evandro, m.78), André André (Miguel Layún, m.80), Danilo, Imbula; Yacine Brahimi (Pablo Osvaldo, m.86) y Vincent Aboubakar.

1 - Chelsea: Begovic; Ivanovic, Zouma, Cahill y Azpilicueta; Cesc Fàbregas, Ramires (Matic, m.73), Obi Mikel (Eden Hazard, m. 62), Willian y Pedro Rodríguez (Kenedy, m.73); Diego Costa.

Goles: 1-0, m.39: André André. 1-1, m.45: Willian. 2-1: Maicon, min. 52

El árbitro Antonio Mateu Lahoz (ESP) amonestó Martins Indi, Iván Marcano, Danilo e Imbula por el Oporto y a Cahill, Azpilicueta y Matic por el Chelsea.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputado en el estadio do Dragao de Oporto ante unos 45.000 espectadores, con cerca de un millar de aficionados del Chelsea. EFE