Deportes

El gol no es para el “9″ en España

Ferran Torres, un falso delantero, y Dani Olmo, un medio, dan el triunfo a la selección ante Albania. “Tenemos muchas posibilidades y estoy encantado”, dice Luis Enrique

Ferran Torres es el máximo goleador de la España de Luis Enrique. Ante Albania logró el primero
Ferran Torres es el máximo goleador de la España de Luis Enrique. Ante Albania logró el primero FOTO: Joan Monfort AP

El debate del «9» viene de lejos en la selección española, desde los años de gloria, y continúa con Luis Enrique, que ha encontrado a un futbolista que no es un delantero nato, pero sí un goleador. El más «9» de todos los que había llamado para los amistosos con Albania e Islandia era Raúl de Tomás, pero se lesionó, tuvo que abandonar la convocatoria y el seleccionador no buscó un sustituto. Tiene a Ferran Torres. Se quejó el entrenador de que en la primera parte no supieron «encontrar mecanismos de pase» y dieron «pocos pases con ventaja al ‘‘9′'». Morata fue sustituido sin apenas tener ocasiones de gol, y en su lugar no entró un atacante puro, pero Ferran abandonó la banda para irse al centro. Tardó muy poco en batir por fin a Albania con una buena picadita.

La acción fue «made in Luis Enrique», como le gusta al técnico, con un robo fruto de la presión arriba de Yeremy Pino, que dio la asistencia. Los números del azulgrana con la Roja son buenísimos: 13 goles en 23 encuentros. Antes de marcar, ya había obligado al portero Berisha a una buena intervención con un taconazo. «Yo estoy encantado con los ‘9′ que tengo. Morata para mí está a un nivel espectacular. Raúl de Tomás, Gerard Moreno, Mikel Oyarzábal... Y luego podemos jugar con falsos nueves, que se dice: Ferran, Dani Olmo, Sarabia... Tenemos muchas posibilidades», opinó Luis Enrique, cuya intervención en el partido se notó, porque el pase del primer gol lo da Yeremy Pino, uno de los cambios, y el del segundo, Jordi Alba, que también entró en la segunda mitad, junto con Dani Olmo, que fue quien lo remató. De nuevo un medio, no un «9».

El jugador del Leipzig estuvo activo y peligroso desde su salida. Esta vez fue suplente, pero para Luis Enrique es uno de los titulares porque le tiene una fe tremenda, y él devuelve la confianza en el verde. «La victoria culmina el gran partido que estábamos haciendo. Estoy muy contento de jugar aquí en Barcelona 18 años después y hacerlo con victoria», afirmó Olmo. «Sabíamos que iba a ser difícil. Albania compite muy bien, hemos sido fieles a nuestro juego y han llegado los goles. Luis Enrique nos pidió más movilidad, sobre todo a los del medio para poder descolocarlos», continuó el héroe de la noche, contento «con la victoria y el ambiente». «Y ahora, a seguir», añadió. El Mundial de Qatar está a la vuelta de la esquina.