Ancelotti: «Tenemos que forzar al Barça a ganarlo todo»

Carlo Ancelotti pide a sus jugadores ganar todo lo que queda para poner nervioso al Barcelona

El entrenador italiano del Real Madrid Carlo Ancelotti durante el partido
El entrenador italiano del Real Madrid Carlo Ancelotti durante el partido

Después del encuentro contra el Atlético, en el Real Madrid asustaba un poco la cita de Vigo porque el Celta es un rival que en su casa ha hecho sufrir a todos. Ancelotti temía que el cansancio, el relax o el despiste de pensar en la «Champions», hiciesen que sus jugadores se descentrasen para el encuentro de ayer. Pero no sucedió. Con un gol en contra, el Real Madrid siguió peleando por el partido, concentrado y muy serio: «Jugamos un partido muy bueno porque ganar aquí supone jugar muy bien. El Celta juega muy bien y estamos satisfechos. El equipo está vivo, tiene una buena actitud y lo mostramos en el campo», explicó el entrenador tras la victoria madridista en Balaídos.

La primera parte fue una locura, un partido sin matices, de ida y vuelta, en el que un balón perdido era una clara ocasión del contrario. Es el típico encuentro loco, que disfrutan los espectadores, pero que los entrenadores no saben cómo domar. Muchas veces los técnicos se desesperan ante el desorden táctico porque supone dejar demasiadas cosas al azar. Y su trabajo consiste en evitar que el azar, lo no controlado, domine los encuentros. Pero Ancelotti era feliz: «A los dos equipos nos gusta tomar riesgos. Creo que ha sido un partido muy abierto y al final ha salido un encuentro espectacular. Sufrimos en muchos momentos, pero arriba fuimos muy eficaces». También le gustó a Berizzo: «La actuación de mi equipo me deja muy contento. Fuimos fieles a nuestro estilo de jugar, pero su pegada nos hizo daño. Patearon seis veces a nuestro arco y nos convirtieron cuatro goles. Esa jerarquía del Real Madrid en ataque definió el partido».

Y con esa pegada el Madrid continúa con su misión en esta Liga: perseguir al Barcelona hasta el último aliento. En realidad, con los partidos que quedan por disputar no se pueden hacer muchos planes. Lo explicó ayer Ancelotti: «La estrategia es muy clara. Si ganamos todos los partidos, obligaremos a ganar todos los partidos». Los dos puntos con el Barcelona son una distancia mínima y aunque el calendario, ahora mismo, favorece algo al líder, el Madrid no quiere mirar más allá. Tiene que hacer su trabajo y después... «En este momento no pensamos en otros equipos, pensamos en lo que tenemos que hacer y lo estamos haciendo bien. Intentamos estar en la lucha por la Liga hasta el último partido. Ése es el objetivo», continuó el entrenador.

Ése es el mensaje que se repite por el vestuario: «Son tres puntos que nos sirven para pelear hasta el final por la Liga –explicaba James, uno de los mejores del equipo estos últimos días–. Luchamos por todo. Pensamos en la Liga y en la ‘‘Champions’’ y sólo nos queda ganar y esperar. Faltan cinco jornadas y tenemos que estar concentrados siempre».

Chicharito, otro «innegociable»

«Si Chicharito está así es innegociable como Cristiano, como Benzema, James, Bale, Ramos, Isco, Varane, Pepe... Tengo un equipo innegociable, pero sólo pueden jugar once, el resto se queda en el banquillo», dijo Carlo Ancelotti cuando le preguntaron por el mexicano, fundamental ahora mismo en el once del italiano. «Todo el mundo me felicita, aunque el esfuerzo es de todos los jugadores para llevar al Real Madrid donde se lo merece; a la cima», dijo el delantero tras sus dos goles. Ahora se duda si puede seguir la temporada que viene: «En el pasado me preguntaron muchas cosas y ahora también. Soy jugador del Real Madrid y no sé si me quedaré un año o más tiempo».