Europa

Ángel Lafita: «Bale es verticalidad pura»

Dice Ángel Lafita (Zaragoza, 1984) que el Bernabéu «es uno de los estadios en los que disfrutas jugando y que si marcas, lo recuerdas para toda la vida». Él ganó en Chamartín con el Zaragoza, marcó dos goles (2-3, temporada 2010-11) y espera «repetir victoria» antes de jubilarse. Hoy será titular con el Getafe.

–Dicen que el Real Madrid está en proceso de construcción, ¿es buen momento para visitarlo?

–¡Buff! Hablar es gratis. Nunca es buen momento para enfrentarte a ellos. Sabemos que su fuerte es el contragolpe y, que si pierdes balones en la transición defensa-ataque, te matan.

–¿Si Bale vale 91 millones, cuál es el precio de Lafita?

–No lo sé, sinceramente. Son cifras en las que me pierdo. El precio lo pone el que lo paga.

–¿Tiene curiosidad por tener enfrente al fichaje del verano?

–Tengo curiosidad por verle en la Liga española, que es tan distinta a la inglesa que no todos los jugadores se acoplan tan fácilmente.

–¿Cómo definiría al galés?

–Es verticalidad pura y dura.

¿Y qué es lo más espectacular de Cristiano, además de su sueldo?

–Es un jugador total. Cien por cien completo. Va bien por arriba, tira las faltas, tiene buen disparo, gol... Es un portento físico. Mejora cada año y aún sigue progresando.

–¿Hay muchas diferencias entre el Madrid de Ancelotti y el de Mourinho?

–Yo no los veo tan distintos. Más o menos, la idea y la filosofía de juego vertical la siguen teniendo. No noto un cambio radical de estilo, pero quizá sí de jugadores, porque cada uno es un mundo. Se fue Özil, que es un grandísimo pasador, y llegó Isco, que no es tan pasador, pero es más goleador.

–¿Cómo se explica lo de Casillas?

–Es un tío que lo ha conseguido todo y verle así duele como aficionado y admirador, pero es la ley del fútbol, que te pone a prueba cada siete días.

–¿Los partidos ante los grandes se afrontan más relajados porque no hay nada que perder?

–Yo no me lo tomo así, son tres puntos iguales que los de Osasuna y que pueden ser una propina inesperada. En el Bernabéu hay que ser precavido e ir con humildad, pero si piensas que va a ser imposible ganar, mejor te quedas en casa. Hay que llevar una mentalidad ganadora y estar concentrado los 90 minutos. Sabes que vas a tener pocas ocasiones y que las tienes que meter.

–¿Cree que esta Liga de «dos equipos» es aburrida?

–Era más emocionante antes, cuando sabías que podía haber una sorpresa y un equipo inferior podía ganar a los grandes. No era algo tan extraño como lo es ahora que otros clubes pudieran luchar por el campeonato. Esto se ha perdido y es peor para el fútbol. Ahora es más complicado y con la situación económica va a ir a más. Incluso para el Atlético, es imposible pelear por el título.

–A los mediapuntas, como usted, ¿cada vez se les pide más sacrificio defensivo?

–Sí, el fútbol se está convirtiendo en un deporte más físico que técnico a medida que pasan los años y me temo que va a seguir así en el futuro. Ahora la potencia es más importante que la técnica.

–¿Qué se puede esperar del Getafe, que no ha comenzado tan bien como se preveía?

–Somos un grupo con muchísimo potencial. Y si realmente nos lo creemos como equipo, estamos destinados a hacer cosas importantes. Pero, eso sí, siempre desde la humildad. La humildad es prioridad absoluta en el fútbol.

–¿El objetivo es Europa?

–Ya veremos. Mejor no hablar de ello, que el año pasado lo hicimos y al final no llegamos.