Atlético de Madrid

Atlético, desastre colectivo

El aperitivo del derbi se le indigestó al Atlético. El equipo de Simeone fue un desastre colectivo y emborronó su buena trayectoria, creando dudas en los aficionados cuando el domingo llega al Calderón el poderoso Real Madrid. Ahora toca pasar página, olvidarse de lo de Pamplona y felicitar a Osasuna, que entendió mejor el partido, que acertó en el planteamiento y que se fue al descanso con tres goles de ventaja, producto de su buena disposición táctica y anímica y de los yerros defensivos de los rojiblancos, que poco hicieron por evitar los goles de Cejudo y Roberto Torres. El de Armenteros –el segundo de Osasuna– fue un lanzamiento imparable, aunque armó la pierna sin nadie que le estorbara.

El Atlético, que fue el primero que llegó al área rival, en una jugada con centro de Filipe Luis desde la línea de fondo que Diego remató mal, vio cómo Cejudo, a la salida de un córner, rompía la pelota ante Courtois. Primer mazazo. ¿Tiempo para reaccionar o para hundirse? Más bien para lo segundo, porque Osasuna pudo repetir suerte en otro saque de esquina. La defensa rojiblanca, despistada y el equipo, sin capacidad para sacar la pelota. Diego era el cartero ilustrado que no encontraba compañeros desmarcados y conducía la pelota. Adrián, Villa y Diego Costa eran engullidos por el sistema osasunista y tampoco Mario Suárez y Gabi habían encontrado las soluciones para parar a Silva, Cejudo, Armenteros o Roberto Torres, que encontraban espacios para hacer daño. Así llegó el segundo. Golazo de Armenteros y la conclusión de que no era la noche del Atlético. Hubo reacción, empuje y alguna acción ante Andrés Fernández. Llegaron cuatro córneres seguidos –anoche tampoco la estrategia estaba del lado rojiblanco– y como Osasuna estaba bendecido fue Roberto Torres el que hizo el tercero, de cabeza, ante la pasividad de Godín y compañía. Era la puntilla para un Atlético que esperaba un triunfo para llegar al derbi con los mismos puntos que el Real Madrid.

¿Demérito del Atlético? Osasuna estuvo inspirado, lo hizo todo bien. Ocupó los espacios con criterio, combinó el juego largo con el corto y acertó de pleno en el remate. Mejor imposible para los de Javi Gracia, que no han perdido ni con el Barça ni con el Madrid en El Sadar. Y peor imposible para el Atlético, que en la segunda parte apretó algo más, tuvo algunas ocasiones, pero ni el ambicioso Diego Costa estuvo inspirado. Tuvo que recurrir Simeone a Koke, Arda y Raúl García, pero las prestaciones del equipo no le dieron ni tan siquiera para hacer un gol. Lo más notable es que Filipe Luis jugó sin resentirse de sus molestias.

Así se fraguó la tercera derrota del Atlético. Febrero no es un buen mes para los rojiblancos, que ayer fueron víctimas de su apatía, de su nula intensidad y de una alineación que sobre el papel era ofensiva y que resultó un chasco. Tampoco la condición física de algunos fue buena. Lo dicho, cerrar el libro de El Sadar y abrir el del derbi con otra mentalidad.


FICHA TECNICA.

--RESULTADO: OSASUNA, 3 - ATLETICO DE MADRID, 0 (3-0, al descanso).

--ALINEACIONES.

OSASUNA: Andrés Fernández; Marc Bertrán (Oier, min.45), Loties (Miguel Flaño, min.79), Arribas, Damiá; Lolo, Silva, Cejudo (Loe, min.83), Armenteros, Roberto Torres ; Oriol Riera.

ATLETICO: Courtois; Juanfran, Alderweireld, Godín, Filipe Luis; Mario (Koke, min.45), Gabi, Diego (Arda, min.59), Adrián; Diego Costa

y Villa(Raúl García, min.61).

--GOLES:

1-0, min.6, Cejudo.

2-0, min.21, Armenteros.

3-0, min.42, Roberto Torres.

--ARBITRO: Martínez Muniera, Juan (C. Valenciano). Amonestó a Mario Suárez (min.33) por parte del Atlético de Madrid.

--ESTADIO: El Sadar.