Camacho: «En el Atlético todos reman en la misma dirección»

Ignacio Camacho regresa con el Málaga al que fue su estadio. Cuatro años en el Atlético le permiten hablar con fundamento de uno de los candidatos al título

Ignacio Camacho
Ignacio Camacho

Ignacio Camacho regresa con el Málaga al que fue su estadio. Cuatro años en el Atlético le permiten hablar con fundamento de uno de los candidatos al título

–¿Qué significa la vuelta al Calderón?

–Hace tiempo que salí de allí, donde me hicieron futbolista. Viví mi infancia y mi madurez y siempre estoy contento cuando entro en el estadio porque conozco a los trabajadores, siento que me quieren y a mi también a me gusta mostrarles cariño.

–Cuando salió del Atlético dijo que era para crecer, ¿lo ha hecho?

–Aunque tengo 25 años he tenido la fortuna de vivir experiencias muy importantes en el Málaga. He jugado una Champions, soy importante en el equipo y he disputado muchos partidos. Estoy satisfecho.

–¿Le da envidia la situación del Atlético?

–Evidentemente, ¡ojalá pudiéramos estar en la misma situación! En los últimos años es un equipo que está disfrutando mucho y siempre opta a ganar todas las competiciones haciendo frente a rivales superiores en sus presupuestos y eso es muy importante.

–¿Es el peor momento para visitar el Calderón?

–Visitar al segundo siempre es complicado. También es verdad que hace dos temporadas, cuando fueron campeones, conseguimos empatar y en diciembre, en la primera vuelta, les ganamos en La Rosaleda. Sabemos que nos costará, pero estamos mentalizados para encontrarnos a un equipo que vive un gran momento, así que intentaremos jugar lo mejor posible y a

ver si sacamos un buen resultado.

–¿Qué destaca del Atlético?

–Espero un conjunto muy regular, físico, con una mentalidad clara, un entrenador que sabe lo que quiere y con una fantástica afición. Todos reman en la misma dirección.

–¿Le ve campeón?

–Tiene que pinchar el Barcelona, pero le veo con muchas opciones. Estoy seguro de que va a luchar hasta el final.

–¿Teme el arbitraje en el Calderón? Porque el pasado domingo dijo que algunos árbitros no respetan a los jugadores...

–Cada partido es un mundo. No debemos fijarnos en los árbitros porque un día te benefician y otro te perjudican. Lo que quise decir es que todos somos personas, los jugadores también, no somos distintos, y ellos nos tienen que respetar.

–¿Cómo se presentan las cuatro jornadas que restan sin prácticamente nada en juego?

–Nos jugamos el profesionalismo de querer quedar lo más arriba posible. Tenemos una imagen clara de lo complicada que ha sido la temporada, sobre todo los primeros cuatro meses, y queremos terminar bien por la afición, por el club y por nosotros.

–El Málaga era colista a finales de noviembre, pero el propietario mantuvo al entrenador y echó a los dirigentes y al director deportivo...

–Sí, es más fácil echar a uno que a 25, pero el propietario confió en el míster y despidió a los directivos. Es su opinión, él ha puesto el dinero y es quien manda y toma las decisiones.

–Deportivamente se mejoró...

–Sí, porque los jugadores estuvimos al margen, aunque algunos asuntos habían perjudicado a la parcela deportiva, pero conseguimos mejorar y salir de abajo. A nivel económico, en la plantilla no sucedió nada, seguimos cobrando puntualmente sin desestabilizarnos, igual que los empleados del club.

–¿Cree que ahora hay un proyecto detrás o que sigue la improvisación?

–Antes, en la época de la Champions, vivimos una etapa de mucho gasto, desestabilización y problemas, aunque el equipo consiguió sobrevivir. Ahora hay normalidad, el equipo es autosuficiente y eso permite una estabilidad deportiva y económica para todos.

–Es uno de los candidatos a abandonar el club este verano, aunque le quedan tres años de contrato...

–Como todas las temporadas. Si llega esa posibilidad y tengo que salir quisiera hacerlo bien porque el Málaga me ha dado mucho, como yo al club.

–Un fondo de inversión posee el 45 por ciento de su pase, algo que no le gustó cuando se enteró.

–Son situaciones que no controlas porque considero que llevo ya casi seis años aquí y siempre he sido comprensivo con el club. La situación fue puntual, aunque es cierto que no me gustó.

–Se sigue hablando del Liverpool como posible destino.

–Son rumores que salen de vez en cuando. Si tengo que salir será a un club que apueste por mi, que sea bueno para mi y también para el Málaga.

–¿Qué sería necesario para seguirle viendo la próxima campaña en el Málaga?

–Estoy a gusto, llevo muchos años, tenemos un buen vestuario, una gran afición, Málaga es una ciudad que me gusta y, sobre todo, tengo contrato en vigor. Habría que ver si hay ofertas y después estudiar si son interesantes.

–Su ex compañero Arnau es ahora el director deportivo...

–Tengo una buena relación con él. Es una persona que conoce bien el fútbol y está con ganas de mostrar su valía. Tiene una gran responsabilidad y en invierno ha fichado bien y con gestiones rápidas.

–Gracia, el técnico, es uno de sus valedores.

–Sólo puedo decir que llevo dos años con él y he podido disfrutar de muchos minutos gracias a la confianza que me ha dado. No ha tenido nunca las cosas fáciles por los cambios de jugadores cada año, pero ha sabido trabajar, dar la vuelta a la situación y sacar sus frutos. Fenomenal. Cuando renuevan a un entrenador es porque ha hecho bien su trabajo, hay confianza y hay un proyecto. Javi Gracia es una persona cercana y si él ha querido continuar es porque ve un buen futuro para el club. Ojalá que pueda disfrutar de todo su contrato porque hoy en día es complicado aguantar muchos años en el mismo club.

–¿Piensa en la Eurocopa?

–Es una decisión del seleccionador. Claro que me gustaría, es un sueño. Pude jugar un partido hace unos meses, pero luego me lesioné y si quiero volver tendré que hacer las cosas muy bien en el Málaga.