«Champions»: Gol en el sorteo

El bombo empareja al Madrid con la Juventus y le permite evitar a Bayern y Barça, enfrentados en la vuelta de Guardiola al Camp Nou

Una pantalla muestra el resultado del sorteo de semifinales celebrado en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza) hoy, 24 de abril de 2015. Barcelona-Bayern Múnich y Juventus-Real Madrid son las semifinales de la Liga de Campeones 2014-15
Una pantalla muestra el resultado del sorteo de semifinales celebrado en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza) hoy, 24 de abril de 2015. Barcelona-Bayern Múnich y Juventus-Real Madrid son las semifinales de la Liga de Campeones 2014-15

El madridismo apretó el puño cuando Karl Heinz Riedle sacó en primer lugar las bolas del Barcelona y el Bayern. El camino hacia la final de Berlín desviaba al Real Madrid por el lado menos complicado, mientras obligaba a los otros dos «gigantes» que había en el bombo a «matarse» entre ellos en una semifinal con todos los ingredientes. En un sorteo con 21 Copas de Europa no hay rival fácil, pero el momento y el potencial de cada uno de los cuatro hacían que la Juventus fuera el destino preferido para los otros tres. Los italianos tienen dos títulos en la máxima competición, una historia a la altura de los mejores y futbolistas para sorprender a cualquiera, pero nadie duda de que ahora mismo no son el Bayern, el Barça o el Madrid. Están ligeramente por detrás en potencial, algo que a estas alturas de torneo, cuenta. «Tiene una historia legendaria y vuelve después de doce años a jugar una semifinal», decía Ancelotti, recordando que hará falta el mejor Madrid, el que pudo con el Atlético, para «seguir con nuestro sueño». Buffon, Tévez y Pirlo son sólo tres nombres que sirven para explicar lo que es la «Juve», a punto de ganar su cuarto «Scudetto» consecutivo y dando pasos a nivel europeo. El año pasado quedó fuera en la fase de grupos en el último partido a manos del Galatasaray. Ya ha aprendido a ir más adelante.

La eliminatoria empezará en Turín el 5 de mayo y se definirá el día 13 en Madrid. Será la vuelta de Morata al Bernabéu y el reencuentro de Ancelotti con uno de los equipos a los que entrenó. «Vigentes campeones, un estadio grande y exigente, un técnico entre los de mayor éxito de Europa. Pero serán once como nosotros, eh!», escribió en Twitter Massimiliano Allegri, el técnico juventino que ha recogido la herencia de Antonio Conte en la reconstrucción juventina. La «Vecchia Signora» es el único de los cuatro semifinalistas que no vería como un fracaso no llegar a la final, lo que no implica que no se sienta preparado para dar un paso más.

Al otro lado del cuadro se librará una guerra mundial en toda regla a la que no le falta de nada. Es el reencuentro de Guardiola con su obra más perfecta, el regreso de sus trajes y sus corbatas a la banda del Camp Nou y su primer pulso con algunos de los futbolistas que interpretaron como nadie su idea de cómo tenía que jugar el Barcelona. Además, no vendrá solo, porque otra amenaza será Thiago, el jugador designado para heredar el mando de Xavi y que acabó en Múnich por poco más de 20 millones y triste por no sentirse valorado del todo.

El día 6 es la fecha fijada para que el Camp Nou vuelva a aplaudir a su mito, al menos antes del choque. Después, se convertirá en uno de los obstáculos más complicados posibles camino del quinto título azulgrana. «Estoy aquí por lo que hice en el Barcelona, no puedo negar que será especial», admitía Guardiola, que hace poco disfrutaba en el Camp Nou de la exhibición de Messi ante el City y ahora puede ser la víctima. «Será especial porque estará Pep enfrente. Es el mejor», contesta Luis Enrique, que se medirá contra el pasado y el gen ganador del Bayern.