Fútbol

En Europa hay mucha vida

El Real Madrid derrota a la Roma, que plantó cara con las contras de Salah. El equipo estuvo serio, con ganas y llega a los cuartos en abril

El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo celebra el primer gol del partido ante el portero de la Roma, el polaco Wojciech Szczesny (en el suelo)
El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo celebra el primer gol del partido ante el portero de la Roma, el polaco Wojciech Szczesny (en el suelo)

El Real Madrid derrota a la Roma, que plantó cara con las contras de Salah. El equipo estuvo serio, con ganas y llega a los cuartos en abril

Un balón a la derecha, un recorte, un centro al área pequeña y desde ahí, un remate de delantero centro. Los caminos del fútbol son variados, pero al final casi siempre se resumen en un par de ellos, en los clásicos. Con un centro de Lucas Vázquez, recién salido, y un remate de Cristiano Ronaldo se despojó de la intranquilidad el conjunto de Zidane, ayer frente a la Roma, y ya sabe que tiene el futuro asegurado hasta abril, cuando se jugarán los cuartos de final de la única competición que le interesa.

La «Champions» es el torneo y todo lo que ocurra de aquí a los cuartos va a ser con miras puestas en este torneo. Por eso había algún pequeño miedo ayer en el Bernabéu, pese a los dos goles de ventaja conseguidos en la ida. El recuerdo de los octavos del Schalke y la sensación de que al Madrid aún le falta firmeza en los días grandes rondaba el estadio. Y es verdad que al conjunto de Zidane le falta madurar más los partidos, tener el dominio y el mando. Jugó contra la Roma a pecho descubierto, pese a que le bastaba con controlar. Dominó, pasó miedo en las contras y decidió al final.

Pero al equipo le falta seguridad defensiva. Le cuesta un mundo recuperar la posición y cerrar atrás cuando ha finalizado un ataque. Lo aprovechó Salah, que ya fue un peligro en el choque de ida y que lo volvió a ser ayer. No para el delantero y no le paran. Sufrió más que nunca Marcelo, un futbolista que vive pensando en la portería contraria y que ayer vivió girando la cabeza todo el rato, para frenar al rival.

Zidane apostó por Casemiro y por James. El colombiano marcó un gol en la segunda mitad y en parte siguió liberándose, pero aún le cuesta. No tiene el peso en los partidos que debería y que por calidad le corresponde. Habrá que ver qué hace el entrenador francés cuando recupere a Benzema y tenga que dejar a alguien en el banquillo. Una decisión complicada, porque James e Isco peleaban por un puesto y ahora ha aparecido Casemiro y no va a ser fácil quitarle de ahí.

El centrocampista se ha vuelto necesario en un par de días y ha conquistado el Bernabéu porque hace lo que al público le gusta aplaudir: ir al suelo, robar balones y empezar a jugar. Lo hace bien y, sobre todo, es que es una función que al resto de centrocampistas blancos les cuesta realizar, porque no están acostumbrados. El 14 blanco trabaja mucho, aunque a veces se deja llevar y no elige bien sus acciones, pero con él, Kroos y Modric están más liberados. Les falta acoplarse, pero les viene bien. Kroos jugó más cerca del área y con él ahí, el equipo puede presionar algo más arriba. Lo hace poco y aún no lo hace bien, pero con el alemán puede intentarlo más veces.

Modric fue decisivo. Es quien empieza las jugadas fundamentales porque conduce la pelota y va conquistando parcelas enemigas. El Real Madrid fue durante casi todo el partido un equipo serio, muy profesional, quiso llegar arriba y le ayudó la presencia de Bale, que estuvo sólo para sesenta minutos, pero al que ya nadie puede negar su peso en este equipo. El galés empezó en la izquierda y acabó en la derecha. Estuvo mejor al principio, cuando estaba más fresco: tiene fútbol y se le ve más suelto, decidido, como si supiese por fin de su importancia.

El Madrid llegaba, se le veía compacto al atacar, con ganas, pero el partido no se rompía hacia ningún lado. Aunque tenía la pelota, era la Roma quien llegaba con más verticalidad a la portería de Navas. El equipo de Zidane necesita ajustar las piezas porque los rivales aprovechan sus debilidades defensivas. Cuenta con la ventaja de tener a Navas, otra vez inspirado. Un portero de un equipo grande está para lo que hizo Navas ayer. Mantuvo el empate y Lucas Vázquez ayudó a ganarlo, con el ánimo de siempre. Al canterano no le asusta nada y lo quiere todo. Regateó y su centro lo hizo gol Cristiano Ronaldo, que no falla a su cita, que ya está en cuartos de final de la «Champions». Aquí sí hay vida y toda la esperanza del mundo.

Así ha sido el partido en directo

2 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Kovacic, m.84), Kroos, Modric (Jesé, m.76), James, Bale (Lucas Vázquez, m.61) y Cristiano Ronaldo.

0 - Roma: Szcsesny; Florenzi, Manolas, Zukanovic, Digne; Keita (Maicon, m.86), Pjanic (Vainqueur, m.46); Perotti, Salah, El Shaarawy (Totti, m.74); y Dzeko.

Goles: 1-0, m.64: Cristiano Ronaldo. 2-0, m.68: James.

Árbitro: Szymon Markiniak (POL). Amonestó a Danilo (37) por el Real Madrid y a Zukanovic (75), por el Roma.

Incidencias: encuentro de vuelta de los octavos de final de Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 77.000 espectadores. EFE