El milagro de Elche

La barrera del Elche se apartó y el Madrid ganaba 0-1. El solitario gol de Cristiano Ronaldo valía su peso en oro. Ancelotti lo apreció y, a falta de fútbol, hizo dos cambios defensivos; pero en el 92 empató Boakye. Faltaba un minuto para el final y Muñiz, que perdonó la segunda amarilla a Ramos en el 34, añadió algo más. Hubo un córner, Carlos Sánchez se enganchó con Pepe y señaló penalti en el 95. Ronaldo volvió a marcar. Muñiz decretó el final en el 97. El Madrid salvó dos puntos y el recién ascendido se sintió estafado. El árbitro no dormirá tranquilo.

Cuando un árbitro se encoge y mira para otro lado en lugar de echar mano de las tarjetas, Díaz Vega, director técnico del CTA, dice que no tiene agallas. Su paisano Muñiz Fernández pudo expulsar a Ramos en el minuto 34 por obstaculizar a Coro en zona peligrosa y fue condescendiente con el capitán madridista, que vio la primera amarilla en el 9.

En el Martínez Valero, a Sergio Ramos le sucedió como a casi todos sus compañeros, que no se tomó en serio al Elche. Vio la amarilla por frívolo. Era el último defensa, intentó regatear a Rubén Pérez y éste le quitó la pelota. Tuvo que hacerle falta. Se libró de la roja porque estaban lejos de la portería... Sergio creyó que era un entrenamiento y su acción resultó la evidencia de la ausencia de fútbol en su equipo. El Madrid, estático, sin ideas ni velocidad ni intensidad ni juego. Nada, salvo los latigazos de Di María y las dos paradas de Diego López, la primera a Lombán y la siguiente a Javi Márquez, que falló más tarde el 1-0.

Al Elche le bastaba con marcar encima, cerrar los espacios, tirar correctamente la línea del fuera de juego y contragolpear cuando lo veía muy claro. Tres veces acarició el gol en la primera parte. El Madrid no dio señales de vida arriba, ni siquiera Cristiano, de ahí que Manu Herrera no tuviera que hacer más que una parada a Di María, el chico para todo.

En el segundo tiempo adelantó líneas el Madrid, presionó al Elche en su salida y confió en que alguna acción individual le rescatara del tedio. Para estas situaciones Ancelotti dispone de un arsenal extraordinario, con Cristiano a la cabeza. Fue precisamente a él a quien Rubén Pérez hizo falta en la frontal; y fue él quien lanzó y marcó. La barrera se abrió como las aguas del Nilo, el balón botó un metro delante de Herrera y éste se lo tragó. Ganaba el Madrid por los deméritos del Elche.

Y el graderío trinaba. Cualquier decisión arbitral rozaba el sacrilegio y la caída de Damián Suárez en el área de Diego López levantó olas de indignación. Khedira metió el pie y lo quitó, no la rodilla; a Suárez le faltó tiempo para tirarse y a Muñiz para amonestarle. Ganaba el Madrid, perdía el Elche y el fútbol, de vacaciones.

Para este partido, Ancelotti introdujo cambios en el once, pero no variaciones en el esquema. Reapareció Coentrao en el lateral izquierdo; Arbeloa recuperó el derecho y Modric intentó darle sentido al partido, sin suerte. Ni siquiera brilló Isco; quizá por eso, o porque necesita descanso, entró Illarramendi, lo que podía entenderse también como un cambio defensivo.

Sin embargo, las facilidades que encontró el Elche para acercarse a Diego López en la primera parte, en la segunda no las encontró... Hasta el final. A falta de ideas, prestó el Madrid más atención a la defensa. El 0-1 era un tesoro. Para que no cupieran dudas, Carvajal suplió a Modric. A la vista del paupérrimo panorama, pensó Ancelotti: toca amarrar, a pesar de que el Elche sólo había marcado cuatro goles en cinco partidos. Sin embargo, en el 92 el saque de Manu Herrera terminó en la red madridista, tras tres toques ilicitanos, incluido el cabezazo de Boakye. Júbilo merecido, el partido estaba terminado con el saque de centro, pero Muñiz encontró agallas para prolongarlo hasta que dos minutos después hizo el 1-2 Cristiano de penalti. Sánchez pidió falta de Pepe.

Ficha técnica:

1 - Elche: Manu Herrera, Damián Suárez, Lombán, Botía, Edu Albacar, Carles Gil, Carlos Sánchez, Rubén Pérez, Javi Márquez (Boakye, m.62), Coro (Aarón, m.79) y Manu del Moral (Fidel, m.59).

2 - Real Madrid: Diego López, Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao, Di María (Morata, m.88), Isco (Illarramendi, m.69), Khedira, Modric (Carvajal, m.79), Ronaldo y Benzema.

Goles: 0-1, m.51: Cristiano Ronaldo. 1-1, m. 90+3: Boakye. 1-2, m.90+5: Cristiano Ronaldo, de penalti.

Arbitro: Muñiz Fernández (Comité asturiano). Amonestó a los locales Manu del Moral, Botía, Damián Suárez, Coro, Fidel, Manu Herrera, Rubén Pérez y Carlos Sánchez y a los visitantes Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo. Expulsó a Fran Escribá, entrenador local y al centrocampista local Carlos Sánchez.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga BBVA, disputado en el estadio Martínez Valero ante 28.754 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.