El mundo mira al Bernabéu

Real Madrid y Manchester United abren el mejor duelo de octavos, con Cristiano Ronaldo como máxima estrella. Van Persie, Rooney y «Chicharito», las amenazas

Real Madrid, el mejor equipo del mundo en el siglo XX y el que más Copas de Europa alberga en sus vitrinas, contra el Manchester United, el único equipo inglés que ha ganado el mundial de clubes, el equipo más global de la Premier. Son los más mediáticos, a los que siguen mayor número de aficionados, los más ricos del mundo... Se citan en el Bernabéu. Es el primer combate hacia la «Décima» del Real Madrid y la «Cuarta» del United. Es la «SuperBowl» del fútbol.

Llega el Madrid con un balance de temporada más pobre de lo que en él sería habitual. Eso supone que llegue con más hambre y eso le convierte en un rival todavía más peligroso. La situación actual en Liga recuerda a los momentos previos a la «Séptima» de Mijatovic, Raúl, Karanka, Sanchís... Con el campeonato liguero ya perdido, sacaron la casta y el fútbol suficiente para brindar a la afición la Copa de Europa más de treinta años después. Una alegría difícil de olvidar, como la que supondría la tan buscada «Décima». Es un título que por sí solo justificaría plenamente la temporada.

Es con equipos más débiles contra los que el Madrid de esta temporada ha fallado; frente a los grandes ha sido otra historia. Así sucedió en los clásicos y en ese argumento se ha apoyado Mourinho para aminorar los posibles miedos de sus jugadores. Ya no hay temores. «No tenemos miedo por el hecho de jugarnos todo en la ''Champions''. Ante el United se juega otro partido más. Será difícil, pero el equipo tiene una gran ilusión», expresó convencido Essien. Además, «Mou», maestro ante las citas en las que el factor psicológico es decisivo, ha descargado a los suyos de presión. Se ganó la Supercopa, se puede ganar la Copa, hay tiempo para que el Madrid gane la «Décima» y él, su «Tercera».

Las muchas dificultades por las que ha pasado esta temporada el Real Madrid en forma de lesiones –amén de la larga sanción de Sergio Ramos–, la mayoría concentradas en la defensa, son pasado. Al único problema, la operación de Casillas, el club puso rápidamente solución con el fichaje de Diego López. Con todos sus hombres disponibles, Mourinho sólo tiene dudas atrás por exceso de efectivos. ¿Estará Varane o Pepe junto a Sergio Ramos? Parece que el técnico tirará de la experiencia de Pepe, frente al muy buen hacer del francés durante la convalecencia del «3». La otra duda estriba en los laterales: Arbeloa es un fijo y cambiará de banda dependiendo de si juega Essien o Coentrao. El «hijo» de Mourinho vino para ayudar al «papá» y es en este tipo de partidos donde se justificaría que en el abanico de posiciones que puede ocupar el ganés, Mourinho haya trabajado más de la cuenta con él por el lateral izquierdo. «Mi papá me ha dado la oportunidad de estar aquí y estoy disfrutando de estar aquí cada minuto. Trabajaré duro para que el equipo gane», agradeció al técnico un tierno Essien.

De la defensa hacia adelante está todo muy claro. La maquinaria alemana –Özil y Khedira–, acompasando al diapasón del equipo, a Xabi Alonso. Cristiano y Di María, desbordando desde las bandas y en punta, Benzema o Higuaín.

Pero por encima de todos brilla uno, Cristiano, la máxima estrella del duelo. El portugués acapara filias desde ambos equipos. Sigue siendo admirado en el United. No en vano con él en sus filas, el club ganó su última Copa de Europa. En el conjunto inglés, además de su despliegue técnico, se echan mucho de menos su físico descomunal, su velocidad y sus goles. Pero esa ya es otra historia. Sir Alex Ferguson consigue hacer equipos de calidad, aún cuando se le gripe el motor. Como en este curso, en el que sus tres delanteros, Van Persie, Wayne Rooney y «Chicharito» llevan marcados en la Premier dos goles más que todo el Manchester City (50), el segundo de la Liga inglesa y a 12 puntos del United, que lleva cifras de récord. Ferguson, como «Mou», sólo tiene una baja, la del centrocampista Paul Scholes. El Bernabéu, con Cristiano como referencia, volverá a ser el centro del mundo.