Atlético de Madrid

El Atlético se da un festín

Goleada rojiblanca ante un endeble rival. Koke, dos, Correa, Carrasco y Thomas, goleadores

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el tanto de Correa
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el tanto de Correa

Goleada rojiblanca ante un endeble rival. Koke, dos, Correa, Carrasco y Thomas, goleadores.

Simeone le pedía a Correa que diera un paso más, un paso al frente porque no duda de sus condiciones. Y a los tres minutos, el argentino la enchufó. El Atlético se encontraba con un gol y el partido se le ponía de cara. Las Palmas encajó mal el golpe y recibió el segundo puñetazo sin rechistar. Se lo dio Carrasco tras romper la cintura a David Simón. Dos goles para los rojiblancos en cinco minutos, los fantasmas de Girona a un lado y el convencimiento de que el equipo, con cinco cambios con respecto a Montilivi, iba a tener otra motivación, otra aptitud y mayor ambición.

La personalidad y la capacidad de Godín reforzó la defensa, la presencia de Thomas en lugar del capitán Gabi, víctima de su mal encuentro en Girona y de su edad, refrescó el centro del campo. Una zona en donde Koke, Saúl y el propio Thomas se movieron con libertad. No había posiciones fijas y después de los dos tantos, cuando Las Palmas quiso desperezarse, sin conseguirlo, vía Viera, el Atlético se colocó en un 1-4-5-1. Correa se pegaba a la derecha; Carrasco a la izquierda y Vietto era el más avanzado.

El Atlético, cómodo y pocas luces en el bloque de Manolo Márquez. Endeblez defensiva, pasividad en el centro del campo, pese a tener la pelota y ausencia de remate. Viera fue el único que lo probó en un primer tiempo en donde la experiencia y la personalidad de los de Simeone eran suficiente. El experimento Correa-Vietto no era para lanzar cohetes, pero los dos se movieron bien entre las líneas amarillas.

El partido lo tenia atado y casi cerrado el Atlético cuando un centro de Momo lo cabeceó Calleri anticipándose a Godín. Tercer gol que recibe Oblak de cabeza. Tendrán que ir al taller del Mono Burgos –el dueño de la estrategia– para enmendar yerros. Un gol que disfrutó poco el equipo canario. La respuesta de Koke desde fuera del área, magistral. Con regalo, eso sí, de los defensores en el despeje.

Gabi había entrado por Vietto y con el 1-3 Torres reemplazó a Correa. El Atlético era un equipo poblado de centrocampistas, con un Carrasco muy inspirado en el uno contra uno y con Koke en plan goleador. Hizo el cuarto, también espectacular de chilena. Las Palmas volvió a dar facilidades en defensa. Lo siguió intentando y Gabi hizo penalti a Viera. Lo lanzó el propio Viera y Oblak se lució en su despeje.

Simeone, que había metido a Savic en el lateral derecho, siempre con la idea de reforzar la fortaleza defensiva, vio como Thomas su apuesta para el centro del campo cerraba el festival goleador con un remate desde la frontal. De nuevo, errores defensivos para que la pelota llegara clara al ghanés. Mucho trabajo le queda al nuevo técnico amarillo si no quiere pasarse un curso agobiado.

Para el Atlético fue un partido sencillo. Lo encarriló muy pronto y el técnico movió el banquillo en función de las necesidades. Cinco goles no se marcan todos los días. Koke hizo doble y se lleva los méritos de un triunfo que espanta las dudas. El guión no cambia. Anoche, intensidad y remate.

Alineaciones

Las Palmas: Chicizola; D. Simón, Lemos, Bigas, D. Castellano; Fabio (Araujo, m. 65), Hernán(J. Castellano, m. 76), Viera; Tana, Calleri y Momo (Benito, m. 76).

Atlético: Oblak; Vrasljko (Savic, m. 70), Giménez, Godín, Lucas; Carrasco, Saúl, Thomas, Koke; Vietto (Gabi, m. 54) y Correa (Fernando Torres, m. 64).

Árbitro: Iglesias Villanueva (gallego). Mostró cartulina amarilla a Hernán,Fabio, Vietto y Viera.

Goles: 0-1 (min 3): Correa. 0-2 (min 5): Carrasco. 1-2 (min 58): Calleri. 1-3 (min 62): Koke. 1-4 (min 76): Koke. 1-5 (min 88): Thomas.

Incidencias: 18.000 espectadores.