Atlético de Madrid

Saúl marcó la diferencia

Un gol del canterano dio al Atlético el triunfo ante un PSV rocoso y poco inspirado. Oblak detuvo un penalti a Guardado. El equipo rojiblanco fue superior, pero Gameiro no acertó

Saúl fue el autor del gol rojiblanco en Eindhoven. En la imagen, el canterano trata de marcharse de un defensor del PSV
Saúl fue el autor del gol rojiblanco en Eindhoven. En la imagen, el canterano trata de marcharse de un defensor del PSV

Un gol del canterano dio al Atlético el triunfo ante un PSV rocoso y poco inspirado. Oblak detuvo un penalti a Guardado. El equipo rojiblanco fue superior, pero Gameiro no acertó

El Atlético salió como un tiro. Parecía que tenía prisa por llegar a Cardiff y se marcó tres minutos perfectos. Pases, toques, profundidad y dominio. Era un aviso de sus intenciones ante un PSV dormido, que se despertó a base de contragolpes y llegadas, pero que fue inferior al equipo rojiblanco. Victoria importante para los de Simeone, que selló Saúl con un precioso gol al filo del descanso. Comenzar con tres puntos en la Champions es un lujo porque, además, los holandeses son el rival a superar si pensamos que el Bayern está en el grupo.

El Atlético trabajó mucho. Se remangó desde el principio y sudó el triunfo en un partido con arbitraje muy protestado por los holandeses, que reclamaron dos penaltis –en sendas acciones de Godín– y la anulación de un gol, que pareció legal.

Simeone apostó por Gameiro, Giménez y Gaitán. En teoría, el mejor once. El equipo se mostró compacto, pero tuvo altibajos y bajones en su juego lo que permitió a un temeroso PSV tener opciones en el juego directo a través de su velocista Narsingh, que obligó a Godín y Giménez a estar muy pendiente de sus movimientos para que no encontrara espacios. En la primera parte fue el mejor del PSV y luego, más controlado, no lució tanto y acabó siendo sustituido.

Al Atlético le faltó concreción y puntería en las muchas llegadas que tuvo. Griezmann, Koke y Saúl se movieron con soltura, combinaron y fueron clave en las acciones de ataque. Gaitán repartió aciertos y errores, pero puso gotas de su calidad para jugar a un toque y buscar a sus compañeros. Y Gameiro sigue sin inspiración. Se asoció muy bien con Griezmann, pero los tres remates claros que tuvo ante Zoet los falló. Cuestión de paciencia con el francés.

El gol de Saúl llegó en un momento clave. Tras un córner, un cabezazo de Giménez a Propper involuntario y una chilena fallida de Godín, el balón quedó suelto y Saúl lo remató de forma acrobática. Fue suficiente porque dos minutos despues apareció Oblak para detener el penalti que se inventó el colegiado. Narsingh se tiró y hubo tarjeta para Giménez y máxima pena. A Oblak se le dan bien los penaltis ante el PSV y rechazó el disparo de Guardado.

La segunda parte tuvo un ritmo más bajo. El Atlético se esforzó en controlar y defender ante el PSV, que buscaba a De Jong, peligro por arriba, pero que era muy límitado en su juego. Le faltó al equipo rojiblanco tranquilidad y pausa para hacer el segundo y vivir con más serenidad los últimos minutos. Y se agarró al gol de Saúl para firmar un buen triunfo.

- Así ha sido el partido en directo

- Ficha técnica:

0 - PSV Eindhoven: Zoet; Brenet, Schwaab (Gastón Pereiro, m. 80), Isimat-Mirin, Héctor Moreno, Willems; Narsingh (Bergwijn, m. 80), Propper, Guardado, Hendrix (Ramselaar, m. 66); y Luuk de Jong.

1 - Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Saúl (Fernando Torres, m. 77), Gabi, Koke; Gaitán (Tiago, m. 60), Gameiro (Carrasco, m. 65) y Griezmann.

Gol: 0-1, m. 43: Saúl, de volea dentro del área grande.

Árbitro: Martin Atkinson (Inglaterra). Amonestó los locales Héctor Moreno (m. 21) y Luuk de Jong (m. 43) y a los visitantes Gabi (m. 30) y Giménez (m. 46+).

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada del grupo D de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Philips de Eindhoven ante 35.000 espectadores. Lleno. EFE.