Real Madrid

El Madrid ya tiene portero

Casilla, que se despidió ayer del Espanyol, firma por cinco temporadas. Seis millones vale su traspaso

Kiko Casilla
Kiko Casilla

El Real Madrid ha confirmado en su web el fichaje del portero procedente del Espanyol para las próximas 5 temporadas.

«Voy con la misma ilusión con la que fui cuando tenía 14 años, con la ilusión de un niño», confiesa Kiko Casilla. El nuevo guardameta del Real Madrid regresa a casa. Ya estuvo en las categorías inferiores del club, al que se incorporó en el año 2000, y llegó a ser el tercer portero del primer equipo en la última Liga de Capello. Casilla nunca llegó a desvincularse por completo del Real Madrid, que mantuvo la propiedad del cincuenta por ciento de sus derechos. Un dato que ha facilitado su regreso, aunque a la entidad que preside Florentino Pérez le ha costado llegar a los seis millones que pedía el Espanyol por «su mitad» del jugador. Nunca quiso el club blanquiazul exigir la cláusula de 20 millones –10 para el Madrid–, pero tampoco quería dejar escapar de cualquier manera a un guardameta que ha llegado ya a ser internacional.

Casilla solicitó al presidente del Espanyol, Joan Collet, que lo dejara marchar. «Lo que transmitió es que quiere una nueva oportunidad deportiva y nos pidió llegar a un acuerdo. Para nosotros es una pérdida que no se esperaba», dice el mandatario blanquiazul. «Sabía que la oportunidad del Real Madrid era única y la quería aprovechar, es un tren que sólo pasa una vez y ha valido la pena sufrir», afirma el guardameta. Una oportunidad que a estar alturas ya no esperaba. «No imaginaba volver al Real Madrid», asegura, aunque los datos demuestran que a veces salir del club es la mejor manera de alcanzar el primer equipo. «Quiero pedir a la gente que comprenda mi situación. Estoy muy orgulloso de haber estado en el Espanyol y siempre seré un perico esté donde esté», añade.

Para Casilla, la decisión no ha sido sencilla. «Es un momento difícil para mí después de tantos años en un club que quiero. El Espanyol me dio la oportunidad de ser profesional y lo llevo muy dentro, esta afición es diferente a las demás», confiesa. Por eso, en su cabeza siempre ha estado la idea de que sólo saldría del Espanyol si la entidad obtenía algún beneficio económico.

Casilla llega para sustituir al que el Real Madrid ha reconocido en su despedida como el mejor. «Se acabó su etapa y le deseo lo mejor. Del Madrid se va una leyenda, para mí el mejor portero de la historia. Habrá comparaciones y siempre estaremos mirando con lupa, pero estoy acostumbrado a tener la presión encima», admite. En su nuevo equipo se encontrará con Keylor Navas. «La competencia es buena», agrega.

El camino de regreso hacia el Real Madrid no ha sido sencillo para Casilla. Se marchó al Espanyol para jugar en el filial y antes de llegar al primer equipo pasó por dos cesiones, en el Cádiz y en el Cartagena. Con el equipo gaditano logró el ascenso a Segunda División en su prime año y en el siguiente sufrió los pitos de su afición después de una mala actuación contra el Albacete, una situación parecida a la que ha vivido Casillas en sus últimas temporadas con un sector del Bernabéu. «Es bonito sufrir para llegar a momentos así. El fútbol no me lo ha puesto fácil e intentaré aprovechar mi oportunidad», asume. Después, en Cartagena tuvo la confianza del entrenador, Juan Ignacio Martínez, y de la afición, y se ganó un sitio en el primer equipo del Espanyol. A sus 28 años, Casilla firma por cinco temporadas con el Real Madrid.