Más policías que alojamiento en Cardiff

La pequeña ciudad galesa se prepara con grandes medidas de seguridad y un estadio con techo para evitar atentados

Policías vigilan afuera del estadio de Cardiff donde se realizará la final de la Liga de Campeones.
Policías vigilan afuera del estadio de Cardiff donde se realizará la final de la Liga de Campeones.

La pequeña ciudad galesa se prepara con grandes medidas de seguridad y un estadio con techo para evitar atentados.

En el vuelo directo de Madrid a Cardiff las azafatas reciben a los viajeros con una bufanda blanca del Real Madrid al cuello. Los aficionados blancos llevan semanas buscando la manera de viajar a un ciudad que, según ha descubierto la UEFA ahora, se ha quedado pequeña para acoger una final de la Champions.

Pero más que el alojamiento lo que preocupa es la seguridad. La ciudad se encuentra vigilante con más de 15.000 personas pendientes de que no suceda nada. Aún reina tranquilidad en el aeropuerto, donde apenas se ve presencia policial y los controles a los ciudadanos europeos son relajados. Sin embargo, aún duele el atentado en Mánchester y se trabaja para evitar otro drama parecido. Se recomienda a los hinchas que ni intenten acercarse en coche al estadio porque va a haber uno o dos anillos de seguridad para evitar cualquier suceso. Se pide, además, que no se lleven bolsos porque podrán ser requisados. Se están instalando 52 barreras de hormigón para que no pasen camiones, y más de 6.000 policías, casi 1.000 de ellos armados, trabajarán mañana, cuando lo normal en esta ciudad es que la Policía en la calle no vaya armada.

Durante este fin de semana, se va a desbordar. Se esperan a 170.000 personas. Hace un tiempo primaveral en Cardiff y aunque hoy sí se prevé que llueva, mañana parece que no, pero aún así el techo retráctil del estadio se cerrará. Ésa es la medida más llamativa, porque no se descarta un ataque con dron. «Hay drones recreativos que son usados y en esas circunstancias el árbitro no sabe si es recreativo o no», ha asegurado Jonathan Ford, presidente de la Federación de Fútbol de Gales (FAW)

«Los planes detallados de protección y seguridad, además de preparación, empezaron desde hace meses», dijo Richard Lewis, suboficial de la policía de Gales del Sur. «Durante todo este tiempo, nuestra planificación y preparación se ha estado llevando a cabo. El nivel de amenaza en el Reino Unido sigue siendo alto y todos nuestros planes de seguridad reflejan esta amenaza», asegura la misma fuente policial.

Mientras, ayer a las ocho de la tarde, en Cardiff, en un bar, tres policías descansaban sentados en una mesa con la ventana abierta. No parecían preocupados.