Matijevic niega que dirigiera la red de droga y dice que hacía negocios como agente de la FIFA

El representante de futbolistas Zoran Matijevic ha negado hoy en un juicio que dirigiera una organización que introdujo en España casi una tonelada de cocaína desde Argentina y ha asegurado que sus viajes a este país formaban parte de sus negocios como agente autorizado por la FIFA.

El representante de futbolistas Zoran Matijevic ha negado hoy en un juicio que dirigiera una organización que introdujo en España casi una tonelada de cocaína desde Argentina y ha asegurado que sus viajes a este país formaban parte de sus negocios como agente autorizado por la FIFA.

La Audiencia Nacional ha iniciado hoy el juicio de la operación Ciclón, con nueve acusados, entre ellos Matijevic, para quien el fiscal pide 15 años de cárcel, además del jugador del C.D. Leganés Carlos de la Vega, que se enfrenta a una petición de 10 años de prisión, los exfutbolistas del Athletic de Bilbao y del Hércules Jesús Emilio Díez de Mier "Txutxi"(11 años) y Predrag Stankovic (11 años y seis meses) y el representante Pablo Acosta Rivera (10 años).

Los nueve acusados, que piden la absolución, fueron detenidos en 2009 en la citada operación, en la que se incautó casi una tonelada de cocaína introducida desde Argentina en los puertos de Algeciras (Cádiz) y Valencia, y según el fiscal el cabecilla era el representante de futbolistas de origen serbio con nacionalidad francesa Zoran Matijevic.

Matijevic ha negado su implicación con esta operación de narcotráfico y ha asegurado que los viajes que realizó entre finales de 2008 y principios de 2009 a Argentina fueron con motivo de su profesión como agente de jugadores autorizado por la FIFA (Federación Internacional de Fútbol).

Ha recordado que participó en negociaciones en Argentina para traspasos relacionados con jugadores como Banega y Di María y que se cerró el de Nunes del Argentinos Juniors al Olimpiakos griego y que se intentó el de Radamel Falcao del River Plate argentino al Werder Bremen alemán.

Matijevic ha indicado que su presencia en la capital de España días antes de su detención el 24 de febrero de 2009 no era para cerrar la operación de droga sino para presenciar el partido entre el Atlético de Madrid y el Oporto de Champions League y para avanzar en negociaciones relativas con varios jugadores.

Entre ellos Falcao, que primero fue traspasado al Oporto y luego terminó fichando por el club madrileño, ha recordado.

Por su parte, el exfutbolista Predrag Stankovic, considerado por el fiscal hombre de confianza del anterior acusado, ha dicho que realiza trabajos de representante de jugadores para la empresa de Matijevic y ha negado igualmente que sus viajes y gestiones en Argentina con él fueran para operaciones de droga.

Ambos han negado tanto a preguntas del fiscal como de su abogado, Javier Gómez de Liaño, tener conocimiento alguno de las partidas de drogas por las que han sido interrogados.

Según el fiscal José Perals, un primer envío de cocaína de 600 kilos llegó de Argentina al puerto de Algeciras el 23 de febrero de 2009 en un contenedor con molinos de viento y fue trasladado en un camión, que conducían policías "encubiertos", hasta un polígono de la localidad madrileña de Humanes.

Otro envío desde Buenos Aires llegó un día después al puerto de Valencia en un contenedor con la misma carga, que fue inspeccionado por las fuerzas de seguridad y en el que se encontraron otros 350 kilos de droga.

El fiscal cifra el valor total de la droga incautada en el mercado en 117 millones de euros y pide multas de 200 millones para Matijevic, como presunto cabecilla, y de 120 millones para el resto de acusados.

La vista seguirá mañana a las 10.30 horas en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid).