Medel y Beto arruinan el estreno de Fernando Vázquez (3-1)

El Sevilla se ha impuesto al Deportivo (3-1) en el partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la Liga BBVA, disputado este viernes en el Ramón Sánchez Pizjuán, por lo que el conjunto gallego no pudo sumar una victoria en el primer partido de Fernando Vázquez en el banquillo blanquiazul.

El Deportivo tiene mucho que mejorar si quiere seguir la próxima temporada en Primera División. Fernando Vázquez se enfrentaba a su primer reto como técnico del Depor y pudo ver que los fallos defensivos son los que están condenando al conjunto coruñés.

El Sevilla comenzaba arrasando. Los de Emery saltaron al Sánchez Pizjuán muy concentrados, con ganas de sorprender a los blanquiazules, que se vieron claramente superados en los primeros minutos y en la primera llegada peligrosa veían cómo se adelantaban los hispalenses. Coke metía un centro desde la banda derecha y Rakitic aprovechaba la pasividad defensiva del Deportivo para hacer el 1-0.

Los gallegos estaban heridos y el Sevilla aprovechó el momento para intentar sentenciar. Navas era dueño y señor de la banda derecha, hacía lo que quería y llevaba el peligro una y otra vez a las inmediaciones de Aranzubia. El vasco hacía lo que podía ante los disparos de Reyes y Negredo, pero Medel sí consiguió ganarle la partida al cancerbero al rematar completamente solo en el área pequeña un pase de Navas.

El 2-0 despertó a los de Fernando Vázquez, que empezaron a encontrar su mejor juego. Poco a poco, los blanquiazules adelantaron sus líneas y se fueron acercando a la portería de Beto, que veía venir el peligro. El portugués no estaba cómodo y se enfadaba en varias ocasiones con sus defensores, sobre todo a raíz del 2-1. Riki remataba un centro desde la banda derecha y el rechazo de Beto lo cogía Abel Aguilar para volver a meter el balón al corazón del área, donde esperaba Riki solo para hacer el primer tanto gallego.

Tras el 2-1, los coruñeses siguieron presionando a los locales. Los de Fernando Vázquez dominaban pero no conseguían llegar con tanto peligro como antes del gol. Además, estaban dejando demasiados huecos entre líneas y el Sevilla no tardó en acostumbrarse al nuevo estilo coruñés. Lo estudió en primer lugar para después atestar el golpe definitivo. De nuevo Medel conseguía batir a Aranzubia aprovechando el gran centro de Alberto desde la banda izquierda y el despiste de Evaldo en la marca.

La segunda mitad fue radicalmente diferente. La intensidad de los primeros 45 minutos se evaporó por completo y el Sevilla sólo tuvo que controlar los arreones gallegos, que fueron los que pusieron la emoción. Salomao dejó en el banquillo a Riki mediada la segunda mitad

y el portugués puso en aprietos en varias ocasiones a Beto, que se acabó convirtiendo en el héroe hispalense de la noche, con dos intervenciones salvadoras.

Así, los coruñeses continúan últimos en la clasificación mientras que los sevillistas continúan su ascenso hacia los puestos europeos y se quedan a cinco puntos del Rayo Vallecano, que cierra la Europa League, a falta de que concluya la jornada.