FC Barcelona

Messi, dos de dos

Leo volvió a ser sustituido, esta vez por unas molestias. Neymar tapó su baja con el gol del empate

Neymar marcó su primer gol en partido oficial con el Barcelona de cabeza
Neymar marcó su primer gol en partido oficial con el Barcelona de cabeza

Madrid- «Seré cuidadoso para no sacar a Messi cinco veces seguidas», dijo Tata Martino. Pues ya van dos, aunque la sustitución de ayer tiene justificación. Messi no entró mucho en juego en la primera parte y en el descanso, para ocupar la posición de falso nueve, ya estaba preparado Cesc. El argentino se había quedado en el banquillo por unos problemas musculares en el muslo izquierdo, causados por un golpe, y prefirió no arriesgar. Leo no está teniendo un comienzo de curso tranquilo. Pese a ser el máximo goleador en pretemporada, ya tuvo molestias y no pudo disputar el último amistoso por una contractura. Dolor también sufrió al final del curso pasado, en los partidos más importantes, en el dichoso bíceps femoral, y también se perdió el amistoso de Argentina contra Italia hace dos semanas. Parece que el «10» no puede jugar a gusto. Incluso en la primera jornada de Liga tuvo arcadas en un momento del encuentro, sofocado. Ayer, apenas pudo ofrecer una arrancada de esas en las que parte desde el centro del campo y llega hasta el área. Pero la acción murió en un centro de Alves.

Poco más se vio de Leo, serio en el banquillo en el segundo tiempo, sólo animado por el gol de Neymar. Porque el brasileño entró por Pedro con media hora por delante y la aprovechó. Fue más práctico que espectacular, ya que su tanto supone que la ventaja para la vuelta cambie de bando. Falló el primer control y el primer regate, pero entró por el segundo palo para conseguir de cabeza un valioso empate. Poco más ofreció. Incluso acabó amonestado, y ya van dos amarillas en los dos encuentros que ha disputado. Tampoco busca lucirse de forma innecesaria para impresionar. Ayer tuvo su primer momento importante, pero seguro que vendrán más.

También se estrenó Villa como goleador rojiblanco en partido oficial. Saludó a sus ex compañeros en la formación: besos para algunos, abrazos para otros y toques en las espalda para los demás. A partir de ahí, eran enemigos. «Siempre celebro los goles, pero la efusividad será diferente», afirmó el «Guaje». Pero después no se pudo contener. Su primera acción en el partido fue una falta a Busquets. Después, un voleón tras un centro de Arda para culminar un contragolpe e inaugurar el marcador. Sacó el dedo, más tarde los puños y corrió a festejarlo con los aficionados. El asturiano actuó como único delantero y poco después de marcar tuvo su segunda y última oportunidad. Al final se despidió de sus ex compañeros entre bromas, hasta el miércoles en el Camp Nou.

«La eliminatoria está abierta»

Diego Pablo Simeone se mostró satisfecho con la actitud y el esfuerzo de sus jugadores. «Me quedo con la sensación de que la eliminatoria está abierta», dijo el entrenador, que señaló como clave que su equipo mantenga la misma intensidad el próximo miércoles, aunque el partido de vuelta se dispute en el Camp Nou. Pese a jugar cara a cara contra el campeón de Liga, el preparador del Atlético considera que en la Liga no tienen nada que hacer. «Son muchos partidos, 28, y es más difícil aguantar», analizó.