MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
18:52
Actualizado

Milagro en el Petrovski

El Sevilla se mete en semifinales tras sobreponerse a dos errores de Beto n Bacca adelantó a los de Emery, el Zenit igualó la eliminatoria y Gameiro firmó el pase

  • Los jugadores del Sevilla celebran el pase a las semifinales de la Liga Europa
    Los jugadores del Sevilla celebran el pase a las semifinales de la Liga Europa

FICHA TÉCNICA

Milagro en el Petrovski
Zenit
2 - 2
Milagro en el Petrovski
Sevilla
San Petersburgo.

Tiempo de lectura 4 min.

24 de abril de 2015. 01:21h

Comentada
San Petersburgo. 23/4/2015

Cuarta semifinal europea para el tricampeón de la Europa League. El Sevilla es irrompible, tiene una resiliencia brutal a la adversidad y ayer volvió a demostrarlo en San Petersburgo, donde se sobrepuso a dos cantadas memorables de Beto y sobrevivió de milagro a un cuarto de hora de fatiguitas de muerte. A falta de cinco minutos, una contra de libro tirada por Vitolo terminó en los pies de Gameiro, que fusiló el 2-2 y mantuvo vivo el sueño del campeón.

Igual que en Mönchengladbach, la idea de Emery era armarse por el centro para lanzar contragolpes con Vitolo y Aleix Vidal, una saeta en cada banda. Por eso prescindió de Iborra, más competente como segundo delantero, para poner cemento a base de M’Bia y Krychowiak ,de modo que Banega actuase como faro en la salida del balón y lanzador de las contras. El papel lo aguanta todo y el plan del vasco, en la pizarra, era impecable. Como todos. Ni pintado, esta vez. En el primer robo del polaco, conectó con el argentino, que esperó el desdoble del canario y Criscito, torpe como un cochino con unos tirantes, se fue al suelo para engancharlo. Su compatriota Rizzoli no tuvo dudas. Se fue al punto de penalti y Bacca puso el 0-1 al ejecutar al techo de la red.

La mala noticia era que Pareja se lesionaba, pero Emery retrasó a Krychowiak y Banega para meter a Iborra como segundo delantero. Para no pasar apuros, el secreto no era tanto defender bien, sino asustar en las salidas. Así fue hasta el borde del descanso, cuando Smolnikov sacó una pelota de Bacca en la línea. Pero la prolongación de la primera mitad deparó dos sustos morrocotudos en forma de sendas ocasiones que conjuraron Iborra con un cruce vital y el palo de Beto, que repelió un disparo lejano de Danny.

La elección del experimentado portero portugués parecía razonable, pero terminó siendo un puñal clavado en el corazón del Sevilla. Perdió la referencia de la línea Beto en un centro inocuo de Shatov y soltó el balón para que Rondón empatase a placer. Justo lo que necesitaba el Zenit para robustecer sus esperanzas: un gol y la consciencia de que el guardavallas sevillista era un manojo de nervios. En los minutos que siguieron al 1-1, Javi García y Hulk decidieron que había que disparar casi desde cualquier posición. Ante las manos blandas, fuego a discreción, se trata de un mandamiento insoslayable. La siguiente vez que Beto entró en contacto con la pelota fue para estrellar un despeje en el pecho de Rondón. La pelota salió mansa... a medio metro del poste. Era la noche del numerito porque, cantaba Rubén Blades, «si naciste pa’ martillo, del cielo te caen los clavos». Y del cielo llegó el disparo parabólico de Hulk. Desde 45 metros se atrevió a chutar el brasileño y de nuevo el colaboracionismo de Beto facilitó el gol. Eliminatoria empatada.

Se resarció en alguna medida el protagonista de la noche porque en los minutos que siguieron al empate, con su defensa del todo desquiciada, hizo dos paradas de gran mérito a Hulk y Rondón para mantener al Sevilla con vida. El factor X de la plantilla sevillista se llama Kevin y se apellida Gameiro. El francés, hombre de acendrada eficacia, deambulaba por el césped con aparente desgana; que no era tal, sino la siesta del depredador. Condujo Vitolo por la izquierda, tiró un desmarque en falso Banega para abrirle el camino hacia el interior y puso el centro cruzado hacia Iborra, que vio por el retrovisor a Gameiro. El disparo del galo fue de futbolín. ¡Pam! Pelota en panel. Otra hazaña del Sevilla, ya saben, ése que nunca se rinde. La imagen del final del partido fue definitoria de lo que es un equipo. Todos sus componentes, incluidos el banquillo y el cuerpo técnico, se abrazaron en torno a Beto, sus ojos arrasados en lágrimas.

- Ficha técnica:

2 - Zenit de San Petersburgo: Lodiguin; Criscito, Neto, Lombaerts, Smólnikov; Javi García, Witsel, Shátov, Danny; Hulk y Rondón (Kerzhakov, m.84).

2 - Sevilla FC: Beto; Coke, Nico Pareja (Iborra, m.22) Carriço, Trémoulinas; Mbia, Krychowiak; Aleix Vidal, Éver Banega, Vitolo; y Bacca (Gameiro, m.74).

Goles: 0-1, m.6: Bacca (p). 1-1, m.49: Rondón. 2-1, m.72: Hulk. 2-2, m.85: Gameiro.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a los visitantes Iborra (m.77) y Baneha (m.83) y a los locales Luis Neto (m.5) Witsel (m.40) y Lodigin (m.90+4)

Incidencias: Partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga Europa disputado en el estadio Petrovski ante cerca de veinte mil espectadores. EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs