No se habla de Mou

Los jugadores del Real Madrid se muestran indiferentes ante el reencuentro con el entrenador portugués

La plantilla del Madrid, en un entrenamiento en Estados Unidos
La plantilla del Madrid, en un entrenamiento en Estados Unidos

«Peor que el olvido fue volverte a ver», canta el madridista Quique González. El Madrid no ha olvidado a Mourinho y esta noche (03:00 horas, GolT) lo vuelve a ver. Es un amistoso, aunque no lo es tanto. Es verdad que en pretemporada los partidos se juegan sin tensión y con el único interés de ver cómo van evolucionando los equipos, pero con el técnico portugués como protagonista, hasta un encuentro de principios de agosto tiene su interés.

Mou hizo del conjunto blanco un equipo competitivo, que volvió a ser temido en Europa, además de llevarlo, aún más, al centro de atención. Quizá por eso, llevó algunas relaciones en el vestuario al límite. Al final de temporada quedó públicamente claro que ni Casillas, ni Cristiano ni Pepe, entre otros, se llevaban bien con su entrenador. La personalidad del portugués sobrepasó las paredes del vestuario y llegó a las gradas y a las redes sociales. Mourinho generó tantos aficionados leales como enemigos. Su sombra parecía tan alargada que iba a ensombrecer el trabajo de Ancelotti, y más cuando ambos se saludarán en el encuentro de esta madrugada. «Pero no lo es tanto», aseguran en el Madrid. En el club hay cierta sorpresa al comprobar cómo han reaccionado los futbolistas al enfrentamiento contra el Chelsea de Mourinho. Han detectado hasta cierta indiferencia, que esperan que no se convierta en desidia, porque se sospecha que para el portugués no va a ser un partido más. Pese a que en sus declaraciones aseguró que es sólo un amistoso, en el Madrid no se fían. El carácter de Mourinho no le permite considerar ningún partido amistoso. Ni Chelsea ni Madrid se juegan nada en la final de esta «Champions» de verano y los dos entrenadores dicen que van a hacer pruebas, cambiar muchos jugadores, sin mirar el resultado, como han hecho en los encuentros anteriores. Ya. La huella de Mourinho en el Madrid ha sido demasiado profunda como para que el reencuentro se tome como uno más. Ancelotti tampoco quiso líos ayer. «Vamos a jugar un partido contra un equipo fuerte, no contra Mourinho», dijo en referencia a la provocación de Mou a Cristiano Ronaldo, que quedó de nuevo sin respuesta. Eso sí, el entrenador del Madrid está «convencido» de que «CR» renovará.

Llama la atención que en el vestuario no se hable de Mourinho. Quizá para no tensar las relaciones entre futbolistas (porque también dejó buen recuerdo a varios jugadores) o porque los jugadores del Madrid no le dan más importancia de la que se da a cualquier otro amistoso. Vuelve José Mourinho y no pasa nada, hay indiferencia, sobre todo en los futbolistas. «De haberlo sabido»... que cantaba Quique González.

Un directivo del Tottenham reconoce que será difícil retener a Bale

El director del Tottenham Hotspur, Keith Mills, subrayó la dificultad de retener al extremo galés Gareth Bale y aseguró que aunque quieren que se quede en el club londinense, no pueden «forzar» a un jugador a que juegue para ellos. «Queremos que Bale se quede, pero si un jugador está desesperado por marcharse, es muy complicado obligarle a que se quede», señaló Keith Mills en declaraciones al «London Evening Standard». Y focalizó el problema: no jugar la «Champions». «Ese es precisamente el tema. Así que este verano estamos invirtiendo en tener un gran equipo que esperamos que nos lleve a la ''Champions'' el año que viene». Bale sigue siendo el gran objetivo, pero Ancelotti no quiere hablar más de él. «No, porque Villas-Boas se enfadó y no me gusta que un entrenador se enfade por eso», señaló.