Fútbol

Horario y dónde ver el Celtic-Real Madrid de la Champions

El campeón debuta en Glasgow con Vinicius como gran figura en este comienzo de la temporada. El brasileño está lanzado

Carlo Ancelotti, antes del Celtic-Real Madrid de la Champions
Carlo Ancelotti, antes del Celtic-Real Madrid de la Champions FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Vinicius ya tiene la nacionalidad española, como anunció ayer el Real Madrid y por tanto abre una plaza de extracomunitario de las tres que tiene la plantilla blanca (Militao y Rodrygo ocupan las otras dos). Hace tiempo que se buscaba la nacionalización del delantero brasileño, el futbolista más importante en este comienzo fulgurante del Real Madrid, que ha conquistado la Supercopa y ha ganado los cuatro encuentros de LaLiga. «El club y la gente del Madrid me han dado muchas cosas. Llegué con 18 años, acababa de empezar mi carrera, ahora tengo 22 y las cosas muy claras. La gente me quiere mucho y al Madrid. Me encanta estar aquí y a mi familia también, que quiere estar aquí mucho tiempo», aseguró ayer el futbolista brasileño, fijo en los planes de Ancelotti.

Hoy empieza la Champions, contra el Celtic 21:00 h/Movistar) y no quieren parar, ni el Real Madrid ni Vinicius. Su influencia en el ataque blanco apenas tiene comparación. No sólo son los tres tantos que lleva en la competición. Es después de Dembélé el futbolista que más regatea, lo que ya es una constante habitual, pero es que inclina como nadie el ataque de su equipo. El 47 por ciento de las jugadas ofensivas de los de Ancelotti llegan por la banda izquierda. «Quiero marcar más goles y dar más asistencias. Tengo 22 años y tengo muchas ganas de seguir evolucionando y hacer grandes cosas para este club que me da todo», continuaba Vini, que sabe jugar tan bien al fútbol como lanzar su discurso. Normalmente, los equipos tienen un lado preferido para sacar la pelota o para llegar al área contraria, pero casi nunca la diferencia es tan acusada como ocurre en el Real Madrid.

Suceden dos cosas: que Vinicius atrae como imán la pelota, por su capacidad para llegar al área le buscan constantemente sus compañeros y por el otro lado, hasta el encuentro del pasado fin de semana contra el Betis, en la banda derecha ha jugado Fede Valverde, que no es extremo puro y tiene como misión moverse por todas las zonas del campo.

Vini marcó el gol en la final contra el Liverpool y fue fundamental en el épico camino del conjunto blanco hacia la Decimocuarta. El curso pasado fue el del salto inesperado de un futbolista que antes no atinaba con el gol, este es el que tiene que lanzarle hacia cotas ahora mismo insospechadas: «Siempre quiero estar en mi mejor versión y con mis compañeros seguro que hacemos grandes cosas estas temporadas. Los grandes jugadores son los que duran mucho tiempo y me gustaría hacerlo», continuó antes del choque que abre la competición.

Los rivales ahora ponen muchísima atención en el brasileño. Una de las tácticas habituales de los defensas era intentar sacarle de quicio provocándole, pero Vini, con sólo 22 años, parece que madura exponencialmente cada verano: «Hago las cosas para mi gente, que sabe cómo trabajo y todas las cosas que dejo de hacer para ser un gran futbolista. Quiero ser una leyenda como Marcelo, Modric, Kroos, jugadores leyenda de este club», contestó ayer cuando le recordaron críticas pasadas. Él ya ni se acuerda. Sólo mira hacia el futuro.