Ronaldo quiere más

El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, besa la Bota de Oro 2013-2014, tras recibir el trofeo de manos de Florentino Pérez
El delantero portugués del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, besa la Bota de Oro 2013-2014, tras recibir el trofeo de manos de Florentino Pérez

Madrid- Cristiano Ronaldo y el Real Madrid viven instalados en un estado de felicidad. El portugués volvió a convertirse ayer en la imagen deseada del club en la entrega de su tercera Bota de Oro.

Madrid- Cristiano Ronaldo y el Real Madrid viven instalados en un estado de felicidad. El portugués volvió a convertirse ayer en la imagen deseada del club en la entrega de su tercera Bota de Oro. Junto a Florentino Pérez y acompañado por alguno de los miembros más ilustres de la plantilla –Casillas, Ramos y Bale– Ronaldo demostró que es tan feliz jugando al fútbol como lejos del balón. Atraviesa su mejor momento personal y profesional en Madrid y no lo oculta. «Quiero agradecer a los compañeros su trabajo porque sin ellos sería imposible ganar esta Bota de Oro. A mi familia, que está siempre a mi lado, a la afición y a la institución, por permitirme jugar en el mejor club del mundo y ganar estos trofeos. Lo más importante es el colectivo, pero los premios individuales también me gustan», confesó Cristiano.

Florentino estaba tan radiante como su futbolista. «Cristiano ha vuelto a demostrar que pertenece a la categoría de leyendas ejemplares y es un ejemplo de máxima profesionalidad, como demuestra con su comportamiento, a lo que se une su talento y una inmensa entrega. Hay algo que le hace ser el mejor y es su infinito afán de superación. Ese deseo de victoria permanente y de mejora le identifica con los principales rasgos del Real Madrid. Tenerle es un orgullo para el Madrid y un ejemplo para todo el mundo del fútbol», señaló el presidente. Y fue todavía más allá al emparentar a Cristiano con la historia más grande del club: «Nuestro gran referente, Santiago Bernabéu, construyó un Madrid con los mejores y Cristiano es el mejor del mundo. Hace unos meses perdimos a Di Stéfano, hoy podemos afirmar que está aquí su digno heredero».

Veinte días después de que el diario «Marca» entregara la Bota de Oro a Luis Suárez por sus 31 goles, Ronaldo recibió su tercer trofeo por la misma cantidad de tantos, cuatro más de los que marcó Messi. «Es un día especial. Estoy muy contento y quiero compartirlo con todo el mundo que me apoyó desde el primer día que llegué a Madrid. Siento que cada vez la gente me quiere más y prometo a la afición que daré siempre lo mejor con mi pasión por los goles y buenas asistencias, ya que me quedan muchos años en el Madrid», afirmó el portugués.

Líderes de la Liga, clasificados para octavos de la «Champions», con un estilo de juego alabado... Ronaldo afronta lo que resta de temporada dispuesto a mejorar la anterior: «Estoy con la ilusión de que vamos a ganar muchas cosas. El míster está muy bien, hay un nuevo sistema en el que a lo mejor tenemos un poco más el balón y creo que cuanto más lo tengamos, más peligro crearemos. Estamos ilusionados y, a nivel individual, estoy bien y contento».

Y al fondo apareció el Balón de Oro. «No voy a ser hipócrita y me gustaría ganar el tercero, pero no vivo obsesionado con eso. Veremos qué va a pasar. Falta mucho tiempo, estoy haciendo las cosas bien y estoy ayudando al Real Madrid a conseguir éxitos». Con un contrato que concluye en 2018, Cristiano lanzó un guiño a largo plazo a Florentino: «Espero terminar mi contrato con el Real Madrid con 33 años y veremos si luego el presidente me quiere renovar unos añitos más».