Simeone ya no es intocable

El doblete de Griezmann ante el Elche retrató al criticado Cholo del derbi

Simeone, sancionado, vio el partido del sábado en el palco del Vicente Calderón
Simeone, sancionado, vio el partido del sábado en el palco del Vicente Calderón

El Atlético despachó el sábado en el Vicente Calderón una victoria tan balsámica como agridulce, un 3-0 ante el Elche que, observando la botella medio llena, permite afirmar que el equipo supo levantarse del gran golpe de la eliminación en «Champions League» ante su eterno rival de la capital, pero que si se contempla medio vacía, desnudó el recuerdo de los errores del técnico, muy rácano en su apuesta del Santiago Bernabéu. De hecho, la pasada semana afloraron las primeras críticas serias al técnico argentino, que parecía tener un blindaje de seguridad y hasta ser inmune a ellas. Un ejemplo: el diario «AS» titulaba así su crónica del último partido: «Griezmann dejó mal a Simeone».

- Los méritos y los errores

Reconocidas por méritos propios, por activa y por pasiva y porque son de justicia las virtudes de un Simeone que ha devuelto al Atlético a la pelea con los dos grandes, que completó un año espectacular con el título de Liga y esa final de Lisboa perdida en el minuto 93, lo que no se puede es maquillar sus errores, que los comete. Particularmente llamativos fueron los del Bernabéu: ese cambio sorprendente de Griezmann, el jugador franquicia y el goleador real del equipo, cuando el marcador aún estaba abierto, y luego el mensaje de pánico con la entrada del central Giménez para cerrar una muralla con Miranda y Godín que Chicharito asaltó con su gol muy cerca del final.

- Poca autocrítica

Pese a ello, Simeone lanzó un mensaje muy poco autocrítico tras el partido resuelto con una goleada ante el Elche: «El otro día en el Santiago Bernabéu competimos muy bien y hasta el minuto 178 estuvimos en la eliminatoria, aunque a algunos no les gustara la forma. Pero volvimos a hacer un gran partido...». Y al Cholo le salió un defensor en su colega Fran Escribá: «Es incomprensible que se cuestione al Cholo y al Atlético», dijo el técnico del Elche después de la derrota.

- Griezmann, al rescate

En cualquier caso, todo ese amargo recuerdo del duelo con el Real Madrid sobrevoló el sábado por el Calderón, aunque la fiel hinchada del Manzanares supo estar como casi siempre a la altura y disfrutó con el triunfo de su equipo, flojo en el primer tiempo, pero resolutivo en el segundo. Una victoria que le mantiene firme en el tercer puesto, y a ver qué pasa en las cinco jornadas finales... Y es que Griezmann volvió a hacer otro doblete, el francés de nuevo al rescate del equipo: suma ya 22 goles en Liga y 25 en todas las competiciones oficiales. Por cierto, un acierto de Simeone sacarle de la banda y meterle con libertad por detrás del delantero centro. Y sobra repetir lo dicho aquí tantas veces: 30 millones muy bien invertidos y rentables. La cara más positiva de este Atlético de Madrid.

Mandzukic-Torres, el extraño caso del «9»

Ni Mandzukic es el que era, pese a la fidelidad de Simeone en su once titular, ni Torres está fino. El croata fue una rémora en el Bernabéu y, aunque hasta ahora sus números no iban mal, se ha estancado: suma 20 goles (12 en Liga, 5 en «Champions», 2 en Copa y 1 en Supercopa). Y el «Niño» no tiene la confianza del Cholo y sólo lleva 4: uno en Liga después de quince partidos y tres en Copa.