Sin Messi no hay gol

La estrella azulgrana se entrena en Argentina para recuperarse de la lesión

Mucho han cambiado las cosas para el Barcelona desde que no está Leo Messi. El crack argentino se lesionó el diez de noviembre debido a sus problemas en el bíceps femoral y desde entonces su equipo no es el mismo. Sin él, han llegado las dos primeras derrotas de la temporada. El conjunto dirigido por Gerardo Martino no encuentra su estilo y acumula muchos menos remates que antes, generando dudas incluso entre sus propios futbolistas. «El equipo no está en una depresión profunda. Estamos preparados para levantarnos. Tenemos que asumir la derrota sabiendo que tenemos que hacer las cosas mejor y demostrar que no estamos en esta depresión profunda y ser capaces de recuperarnos y levantarnos», aseguró Piqué.

En los últimos tres encuentros el Barcelona ha sumado 5 goles, de los cuales tres han sido de penalti. Pero más flagrante es la falta de remate si se analizan sus partidos ante Ajax y Athletic de Bilbao. En ellos, los blaugrana sólo fueron capaces de rematar cuatro veces a puerta y acabaron perdiendo. Escaso balance para el líder de la Liga, cuyas cifras goleadoras ya son inferiores a las de sus perseguidores. El Barcelona lleva 42 goles, cuatro menos que el Real Madrid y sólo dos por encima de los cuarenta que suma el equipo de Simeone

Nadie ha tomado el relevo goleador de Messi. Ello se traduce en menos ocasiones y por tanto en menos tantos a favor. Con el argentino en el terreno de juego, el Barcelona tenía una media de 2,6 goles por partido, incluyendo Liga y «Champions». Sin él, se quedan en 1,6 tantos en los últimos tres encuentros. No hay ningún jugador que se eche el equipo a la espalda en el apartado ofensivo. Los focos apuntan a Neymar, pero el brasileño, por mucho que lo intenta, no está acertado de cara a portería: sólo lleva cuatro goles. Cesc tampoco marca y la labor anotadora ha recaído en Alexis y Pedro. El chileno ha dado un salto de calidad considerable respecto al año anterior y acumula ocho tantos, los mismos que Messi. El internacional español lleva siete en los catorce encuentros que ha disputado, sólo nueve de ellos como titular. Números muy pequeños si se comparan con los de los artilleros de sus dos rivales principales. Cristiano Ronaldo ha sumado 25 tantos y promedia más de un gol por partido. Diego Costa acumula dieciocho y es el segundo «killer» de Europa, por detrás del portugués. Además de la baja de Messi, que se entrena en Argentina para estar a tope tras las Navidad, se suma la ausencia de Víctor Valdés y que Xavi e Iniesta no están en su mejor estado de forma.

El Barcelona tiene cinco partidos antes de su primer compromiso de 2014 (Villarreal y Getafe en Liga, ida y vuelta con el Cartagena en Copa del Rey y Celtic en «Champions»), fecha en la que se espera que reaparezca la máxima figura blaugrana.

Piqué no quiere mirar al pasado

«Dejemos de comparar con el pasado, no nos comparemos con el año de los seis títulos. Como dijo Tito Vilanova, perderemos todas las comparaciones», admitió ayer tras el entrenamiento Gerard Piqué. El central lamentó que la gente se haya «confundido» a la hora de igualar la derrota ante el Ajax con la del Athletic: «La derrota en San Mamés fue muy diferente a la de Ámsterdam, donde no estuvimos a la altura y eso es inaceptable. He vuelto a ver el partido de San Mamés e hicimos una muy buena primera mitad», explicó uno de los pesos pesados del vestuario azulgrana.«Habrá gente que ponga el grito en el cielo al escuchar esto, pero cada vez jugamos mejor. Hay falta de confianza, pero no crisis», concluyó.