3-0. El Atlético corre y pega

Los de Simeone despertaron tras el descanso y se aprovecharon de los errores de Las Palmas. Goles de Griezmann, Torres y Thomas

Los delanteros del Atlético de Madrid Fernando Torres y el francés Antoine Griezmann, festejan el gol del galo

Los de Simeone despertaron tras el descanso y se aprovecharon de los errores de Las Palmas. Goles de Griezmann, Torres y Thomas.

Simeone movió el árbol y cayeron los frutos. Tras una primera parte anodina, gris, jugada a un ritmo lento y con un remate de Griezmann de espuela como lo más destacable, el Atlético aceleró el paso, se aprovechó de los errores del Las Palmas –muy gruesos los de Jairo y Ximo Navarro en los dos primeros– y firmó un contundente triunfo, quizá exagerado, con el que muchos no contaban al descanso tras ver el comportamiento de los de Paco Jémez y lo previsibles que eran los rojiblancos.

Torres, de entrada

Se cayó Gameiro del once por culpa de un problema estomacal y apareció Torres como compañeros de fatigas de Griezmann. Simeone apostaba por el 1-4-4-2 y el equipo no encontraba soluciones para desmontar el buen planteamiento de Paco Jémez. Las Palmas se cerraba bien, doblaba los laterales y se organizaba en torno a Peñalba y Viera. Y eso incomodaba a un Atlético lento en la transición y en la circulación de la pelota.

Correa evitó el remate de Jairo en un contragolpe amarillo tras un córner a favor de los rojiblancos. El argentino –ayer se agotó y cumplió con nota– salvaba la ocasión de Las Palmas y ponía sobre aviso a los suyos. Cualquier descuido podía ser letal. El juego transcurría por el centro del campo y nadie pisaba el acelerador. Probó Torres con un disparo lejano y después Griezmann con un remate espectacular que se fue al larguero tras pase de Juanfran, muy incisivo y determinante por su carril. Dos llegadas insuficientes ante un rival firme, con las ideas claras y siempre intentado sacar la pelota jugada como manda el libreto de Jémez, con los consiguientes riesgos que llevaba cuando el Atlético presionaba en campo contrario.

Sin Koke, más rapidez

Charla en el descanso y algunos ajustes por parte de Simeone. Carrasco en la izquierda para darle más velocidad y amplitud al juego. Koke, en el banquillo para reflexionar por su bajón y su mal momento. El Atlético tenía otra alegría, movía con rapidez y aparecieron los espacios y los errores del rival. El cambio de Gómez por Tana, cansado, no mejoró al Las Palmas y tras una pérdida de la pelota de Jairo en su pelea con Juanfran permitió que el lateral corriese y centrase para que la habilidad de Griezmann en la definición abriese el marcador.

Golpe definitivo

Se estiró Las Palmas por momentos. Viera y Toledo buscaban a Calleri, la sombra del Girona planeaba sobre el Wanda cuando se juntaron los tres tenores –Griezmann, Correa y Torres– para hacer el segundo. Se equivocó Ximo Navarro al sacar el balón, robó el francés, la pelota pasó por el argentino y el «Niño» decidió con muy buen criterio. Segundo gol en el Wanda Metropolitano, segundo del curso liguero de Fernando, que en principio no estaba invitado a la fiesta, pero aprovechó su ocasión.

Jémez y los suyos bajaron los brazos y el Atlético vivió cómodo. Vitolo, Carrasco y Thomas –los tres suplentes– fabricaron el tercero. Simeone, acierto pleno.