Un brote de Benzema (1-0)

PEPE, que ayer ejerció como capitán en el Real Madrid, pelea una pelota con la pierna en alto  ante el delantero argentino del PSG, Lavezzi en el amistoso disputado en Gotemburgo.
PEPE, que ayer ejerció como capitán en el Real Madrid, pelea una pelota con la pierna en alto ante el delantero argentino del PSG, Lavezzi en el amistoso disputado en Gotemburgo.

Benzema parece una pregunta eterna que siempre responde con apariciones deslumbrantes como el gol de ayer contra el PSG. Un contraataque que parecía perdido por la lentitud del francés y de Özil terminó con un pase del alemán que el francés remató sin pensar. Encontró a Sirigu, el guardameta del equipo francés, a contrapié. Era el único gol de un partido especial, en el que Ancelotti se enfrentaba a su ex equipo y el Real Madrid volvía a Gotemburgo, la ciudad en la que perdió su última oportunidad de ganar la Recopa ante el Aberdeen que todavía entrenaba Alex Ferguson.

Se enfrentaba Ancelotti ante su obra, que durante muchos minutos de la segunda mitad fue capaz de encerrar al Madrid en su área. Sin embargo, los madridistas hicieron un buen trabajo defensivo, aunque todavía no se han incorporado los cuatro presuntos titulares. Tampoco estaba Casillas, aunque Diego López supo resolver con acierto el trabajo que le presentó el PSG, especialmente en los disparos de Ibrahimovic y Lavezzi.

Atendiendo a las viejas costumbres, el Madrid perdía el control del balón, pero las ocasiones más claras eran para él. Para eso, prefería el Madrid el contraataque, aunque Modric e Isco en la primera mitad se esforzaran, y consiguieran, que el Madrid mandara en el campo. Dos ocasiones de Benzema, un remate de cabeza de Cristiano a la salida de un córner y varias aproximaciones de Özil llevaron el peligro ante la meta francesa.

No quiso cambiar Ancelotti demasiado el equipo en la segunda mitad. Entraron Casemiro y Di María por Modric e Isco y el equipo se hizo más directo. Después entraron Morata y Kaká, el futuro y el pasado. Pero nada cambió demasiado. Tampoco cambian las ganas de Cristiano. Da igual que fuera un amistoso, el portugués es capaz de perseguir a Lucas Moura hasta el borde del área en defensa para taparle un disparo o de presionar a la defensa cuando intenta sacar el balón para cazar un gol que se le escapó. Aunque lo intentó hasta el último momento con un lanzamiento de falta que detuvo Sirigu en el tiempo de prolongación. Pero el Real Madrid no necesitaba más que ese brote de talento de Benzema en la primera mitad para ganar.

q Goleada del Barcelona en Noruega. Los azulgrana pasaron por encima del Valerenga noruego (0-7) con la presencia de Martino, su nuevo entrenador, en la grada. El canterano Dongou marcó dos goles. Alexis, Tello, Messi, Jonathan dos Santos y el canterano Román, uno cada uno.