Real Madrid

2-2. El Madrid no está para alegrías

Los suplentes no pasan del empate en la vuelta de los octavos contra el Numancia. El buen partido de Lucas Vázquez, con dos goles, no contagia al resto. Los sorianos acabaron buscando el tanto de la victoria.

El defensa del Real Madrid Dani Carvajal (i) pelea un balón con el centrocampista del Numancia Pere Milla en partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey
El defensa del Real Madrid Dani Carvajal (i) pelea un balón con el centrocampista del Numancia Pere Milla en partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey

Los suplentes no pasan del empate en la vuelta de los octavos contra el Numancia. El buen partido de Lucas Vázquez, con dos goles, no contagia al resto. Los sorianos acabaron buscando el tanto de la victoria.

No era la mejor noche: muy fría, frente a un rival inferior y con un marcador muy a favor. No llegaban a 40.000 las personas que fueron ayer al Santiago Bernabéu. Porque el invierno está siendo duro para el Madrid y lo de ayer apetecía poco. No dio la pinta de apetecer tampoco a los jugadores. No es fácil, la verdad. Pero la llamada segunda unidad del Madrid se toma los partidos en los que se tiene que lucir con demasiada parsimonia, como si ni siquiera tuviese ganas de darse una fiesta. Sólo Lucas Vázquez dio la cara hasta el final, en un ejemplo de lo que tiene que ser un futbolista del Real Madrid en todas las circunstancias y todos los partidos. Lucas está como en su primera temporada en el conjunto blanco, como tendrían que estar muchos de sus compañeros de banquillo: cada partido, cada minuto vale una vida y no pueden pasar sin haberlos consumido a tope, dejándose la vida. Lucas fue el mejor del Madrid en Soria y volvió a ser el mejor ayer: el que más ganas le puso y el que marcó los dos tantos. Por si Zidane piensa llevar a cabo una revolución o algo más modesto, algún pequeño cambio en el once, Lucas se pone el primero en la cola para pedir un sitio.

No le iba nada al Madrid en el envite frente a toda la ilusión del Numancia. Casi había más hinchas sorianos que madridistas en el Bernabéu. Llegaron para ver el empate de su equipo y también para reclamar inversiones en Soria. Saben que no hay escenario con más cámaras que el estadio madridista para hacerse notar. Las ganas del Numancia, al final, igualaron el talento superior del Madrid. Dos veces lo empataron y, además, el conjunto de Segunda terminó el encuentro en el área rival, acosando a un Madrid al que se le hizo tan largo el partido como largo se le está haciendo el año que acaba de empezar. Zidane acabó el partido con Isco en el campo y con Llorente y Casemiro de mediocentros, sin más delantero que Lucas Vázquez. Más que ganar, de lo que se preocupó el Madrid fue de no perder.

Llegó a ese punto porque no supo, por dos veces, mantener la ventaja que le había dado Lucas. Desde el principio se vio que no iba a ser un partido espectacular, porque no está el equipo para eso. Por el encuentro pasaron inadvertidos jugadores que tenían que dar más talla. Llorente, por ejemplo, cumple pero aún se está esperando que mandé en los encuentros como ha estado haciendo durante toda su vida. Tampoco Theo termina de explotar sus cualidades. Ceballos tuvo momentos, pero le faltó continuidad y Asensio lanzó dos veces desde lejos, pero es un jugador que necesita otra vez un impulso.

El Numancia jugó su partido, con ánimo y con ganas de hacer algo llamativo. Si había que tirar un par de caños, lo hacían. Con todo perdido, sin ninguna responsabilidad y frente a un rival que sigue convaleciente, los sorianos se dieron una alegría. Sobre todo Guillermo, que no fue titular, pero que en sus cincuenta minutos se dio el gustazo de hacer dos tantos en el Bernabéu, el segundo de ellos, un cabezazo espectacular.

- Ficha técnica:

2 - Real Madrid: Casilla; Carvajal (Achraf, m.46), Nacho, Vallejo, Theo; Marcos Llorente, Ceballos, Kovacic; Marco Asensio (Isco, m.63), Lucas Vázquez y Borja Mayoral (Casemiro, m.77).

2 - Numancia: Munir; Unai Medina, Elgezabal, Dani Calvo, Saúl García; Larrea, Grego; Nacho, Medina (Markel, m.71), Marc Mateu (Pere Milla, m.66); Higinio (Guillermo, m.41).

Goles: 1-0, m.10: Lucas Vázquez. 1-1, m.45: Guillermo. 2-1, m.59: Lucas Vázquez. 2-2, m.82: Guillermo.

Árbitro: José Luis Munuera Montero (colegio andaluz). Amonestó a Grego (18) por el Numancia. Expulsó por doble amonestación a Dani Calvo (84 y 92).

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 40.000 espectadores, alrededor de 2.000 del Numancia.