Aphibarnrat sufre para llevarse el toro dorado

Después de una última jornada muy irregular, Kiradech Aphibarnrat se decidió a ir a por todas en los últimos hoyos para forzar un desempate y superar al joven Li Hao-Tong en la edición inaugural del Shenzhen International.

Kiradech Aphibarnrat
Kiradech Aphibarnrat

Li Hao-Tong puso el listón muy alto en una última jornada que sirvió para ver un desempate muy emocionante en tierras chinas. Con un -12, llegaba con esperanzas de convertirse en el primer jugador chino que gana en casa un torneo del Circuito Europeo. Muy optimista al terminar su tarjeta, se sentó a ver terminar los tres últimos partidos y vio en la pantalla cómo Kiradech Aphibarnrat metía un eagle de casi seis metros en el 17 para alcanzarle.

En el 18 el tailandés tuvo un pat para ganar después de un tiro sensacional desde un bunker de calle, pero el birdie se le escapó por la derecha. En su segunda visita al 18, Aphibarnrat se dejó un pat casi idéntico al del hoyo 72. Li falló el birdie desde muy lejos y esta vez el tailandés no perdonó. Su grito de triunfo contrastó con los aplausos decepcionados de la galería de casa.

Al recibir su trofeo declaró: "Mi primer agradecimiento es para mi caddie que no ha parado de empujarme. Cuando llegamos dos por detrás al 17 me dijo: "No está perdido, todavía no hemos firmado la tarjeta"... y tenía razón. Tuve una oportunidad de ganar en el hoyo 72 , pero el pat del desempate ha sido el mejor de mi vida".

Esta victoria marca el final de un bache de juego que empezó tras su victoria en Malasia: "Después de ganar perdí a mi entrenador (Natpasit Chokthanasart, fallecido en diciembre de 2013) y además cambié de equipamiento. No ha sido fácil adaptarme a los dos cambios y llevaba mucho tiempo sin estar en lo alto de la pizarra. Hoy me ha costado muchísimo aguantar arriba".

Por su parte, el local Li ha realizado un gran fin de semana, con excelentes tiros a green que le han valido 13 birdies y un solo bogey. La estrella en alza del golf chino encajó la derrota con deportividad: "Hoy he vuelto a hacer muchos birdies, pero el tailandés terminó muy bien, así que le felicito".

La escuadra española, por otro lado, cncluye con Álvaro Quirós (63) decimoquinto con -8, Pablo Larrazábal (74) en el puesto 22 con -7, Jorge Campillo (70) en el 25 con -6, Adrián Otaegui temina a lo grande un torneo que empezó mal, ya que su 67 final, con seis birdies y un bogey, le hace ganar 19 puestos hasta el 39 con -3 y Rafa Cabrera Bello (73) termina en el 47 con -1.