¿Horas contadas para Solari?

El club podría prescindir del argentino sin esperar al final de temporada

Puede pasar de todo en el Real Madrid ahora mismo y no es descartable tampoco que Solari deje de ser entrenador antes de lo previsto. Sin más objetivo que apretar lo más posible en LaLiga, en el club blanco se plantean si el argentino es el hombre adecuado para manejar estos extraños meses en el vestuario.

Solari ha tomado decisiones contundentes que al final le han salido mal. Ni Isco ni Mariano, el delantero fichado este verano, fueron convocados para el partido, cuando se preveía que iba a ser crucial. Con Isco, su relación ha sido tan distante que ha sido imposible reconducir al futbolista. Lo de Mariano es menos comprensible: si al Madrid le cuesta marcar, no es lógico que su delantero suplente ni siquiera esté en el banquillo.

En el club se creía que lo primero era poner en forma a la plantilla y en parte se logró, pero a Solari, en su primera experiencia en la élite, le ha faltado mano izquierda para manejar un vestuario complicado, con muchos títulos y también muchos años. A Solari le ha superado la situación.

Después del encuentro del martes, el argentino apareció en la sala de Prensa de Valdebebas con la voz rota, visiblemente cansado y hasta derrotado. Le preguntaron si se veía con fuerza para seguir. "No me voy a rendir".