Deportes

El verano de locura de Pedri

El nombrado mejor jugador joven de la Eurocopa está llamado a ser el líder de la selección olímpica. Y solo tiene 18 años

Pedri ha ido de la Eurocopa a los Juegos Olímpicos de Tokio
Pedri ha ido de la Eurocopa a los Juegos Olímpicos de TokioFrank AugsteinAP

Marcó Jorginho el último penalti de la tanda contra España y Pedri se vino abajo y lloró, consolado por Thiago. Italia se metía en la final de la Eurocopa y la aventura del chico de 18 años en su primer gran torneo con la absoluta llegaba a su fin. Dejó una estadística impresionante en esa semifinal: pese a jugar en la parte más delicada del campo, no perdió ni un balón y tuvo un cien por cien de efectividad en los 55 pases que intentó, que siempre fueron a un compañero. El canario fue nombrado el mejor jugador joven del torneo y tiene que convivir con halagos como el del seleccionador Luis Enrique, que dijo que ni Iniesta había hecho lo que él a su edad. Pero la vida y el fútbol no paran para Pedri, que disputó todos los minutos de la Euro menos uno. Unos días de descanso y corriendo para estar en los Juegos. «Si te paras a pensarlo es verdad que ha pasado todo súper rápido, que de un día para otro estás jugando en el Barça, en la absoluta y ahora en los Juegos Olímpicos», admitió en declaraciones recogidas por los canales oficiales de la Roja. El fútbol no para, pero es que él tampoco quiere que pare. «Yo sólo quiero seguir jugando, que es lo que me gusta», admite. Por eso dijo sí encantado a estar en la cita de Japón, para disgusto de su club, que lo considera clave, presente ya más que futuro, y prefería que reposara para unirse a la pretemporada. La final olímpica es el 7 de agosto y las aspiraciones de España son estar en ella. Un fin de semana después comienza la Liga.

Pedri se unió al grupo el 13 de julio junto con los otros cinco futbolistas que también estuvieron en la Euro, y el 17 ya participó en el amistoso contra Japón. Entró en la segunda parte y cambió la cara a un equipo que comenzó perdiendo y acabó empatando. De sus botas arrancó la acción que desembocó en el tanto de la igualada. «Es algo impresionante, todos los jugadores a los 18 años estamos por hacer, descubriendo cómo entender nuestro cuerpo y cómo funciona el fútbol, pero él lo ha entendido todo muy rápido. Tiene un mérito increíble que tras la temporada haya llegado a un torneo tan grande y que tenga la capacidad y el carácter de jugar tan bien. Tiene un talento muy grande y un futuro muy bonito por delante», dijo su compañero Mikel Merino. «Intento estar tranquilo, pero es una auténtica locura lo que me está tocando vivir», admite Pedri. «Estoy nervioso en el vestuario, pero cuando salgo al campo pienso que estoy jugando con los amigos en la cancha, que da igual lo que pase, lo voy a seguir intentando una y otra vez», añade. En lo que sí tiene mucho margen de mejora es en el gol. Marca pocos, como Iniesta, aunque el albaceteño acabó logrando el más importante.