Deportes

Sandra Sánchez, una número uno que será oro o plata

La española se ha clasificado para la final olímpica de katas donde la espera la japonesa Kiyou Shimizu, su gran rival de los últimos años

Sandra Sánchez, en la ronda eliminatoria de kata femenino
Sandra Sánchez, en la ronda eliminatoria de kata femeninoLavandeira JrEFE

Sandra Sánchez ya está en la final olímpica de katas donde la espera la japonesa Kiyou Shimizu. Las dos mejores karatecas del planeta, la campeona y subcampeona del mundo, las que se han repartido todos los títulos en los últimos cuatro años, lucharán por hacerse con el oro en Tokio. Ambas fueron puntuadas con 27,86 por los jueces. Sandra realizó el kata “Papuren” y Shimizu, el “Chibana No Kushanku” después de haber liderado sus dos grupos de clasificación con autoridad.

La española terminó la primera ronda de clasificación en cabeza del grupo A, con 27,43 puntos. Lo hizo por detrás de la japonesa Kiyou Shimizu, que lideró el grupo B con 27,70. “Yo lo que quiero es que su kata salga bien y el mío también, que no haya errores y las dos consigamos hacer nuestro mejor kata y que gane la mejor”, asegura Sandra antes de la final que se disputará a partir de las 12:50 hora española. “Es bueno para el kárate, ya que es la final que esperaba todo el mundo”, dijo la de Talavera ante una final que ya se disputó en el Campeonato del Mundo y acabó con victoria de Sandra.

“He dormido bien. La verdad que me he despertado antes de lo habitual. Lo primero que he hecho ha sido felicitar a Jesús (del Moral, su entrenador y marido) por nuestro aniversario. Día 5, cinco años de casados, en un ciclo olímpico de cinco años... muchas casualidades”, señaló entre risas. “Y le dije: ‘Te voy a regalar por el aniversario una medalla olímpica’. A ver qué hace él, no digo que me lo mejore, pero ¡que me lo iguale!”, dijo la karateca talaverana antes de irse a la Villa Olímpica para “comer, desconectar un poco” y pelear por el oro olímpico.