La lanzadora jamaicana Randall también confiesa su positivo

La lanzadora de disco Allison Randall ha seguido los pasos de sus compatriotas Asafa Powell y Sherone Simpson al reconocer que ha dado positivo en un control de dopaje durante los campeonatos de Jamaica, a finales de junio pasado. Randall, que no se clasificó para la final en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, admitió que ha recibido la notificación correspondiente de la Comisión Jamaicana Antidopaje, en su caso por un diurético prohibido pero, al igual que Powell y Simpson, asegura que no lo tomó deliberadamente.

"No he tomado intencionadamente ninguna sustancia prohibida. He permanecido vigilante sobre todo lo que consumo, por eso estoy extremadamente conmocionada y sorprendida por el incidente", explica la atleta en un comunicado remitido a la emisora jamaicana RJR 94 FM.

Randall, de 25 años, asegura que jamás ha visto esteroides y que no conoce absolutamente nada de ellos. "Quiero someterme a otros controles para probar mi inocencia y espero que el incidente se aclare con el análisis de la muestra B", afirmó.

Con anterioridad, Asafa Powell, ex plusmarquista mundial de 100 metros, y Sherone Simpson, subcampeona olímpica de la misma prueba en 2008, reconocieron que habían dado positivo por el estimulante prohibido Oxilofrina (methylsynephrina).

Otros dos atletas jamaicanos también dieron positivo en los campeonatos nacionales y, contra las informaciones publicadas este domingo en medios británicos, entre ellos no está Nesta Carter, que el sábado ganó los 100 metros de la reunión de Madrid con la segunda mejor marca mundial del año (9.87).