La Supercopa entra en la campaña electoral del PSOE

Pedro Sánchez y Luis Rubiales
Pedro Sánchez y Luis Rubiales

Esta temporada se estrena una nueva versión de la Supercopa de España, aunque no deja de dar problemas antes de su nacimiento oficial. No se jugó en verano, a principio de temporada, como era lo habitual, porque el plan es disputar una mini competición en enero, con semifinales y una final. Lo que falta aún por elegir es la sede del campeonato y no parece que vaya a ser una cosa sencilla de solucionar.

El plan de la Federación es hacerlo lejos de España y Arabia Saudí se presentaba como una de las sedes más beneficiosas económicamente. Sin embargo, Isabel Celaá, la ministra portavoz del Gobierno en funciones, puso un «pero» muy grande. «Nosotros defendemos la igualdad de las mujeres y de los hombres y la igualdad de género, la llevamos en nuestro programa», aseguró después del Consejo de Ministros, dejando muy claro que desde el Gobierno no se ve con buenos ojos.

La Supercopa de Europa es uno de los cambios que ha propuesto Rubiales en su plan de cambio. La Copa del Rey ya se disputa a un partido hasta las fases finales y con la Supercopa se quiere aprovechar el tirón de los mejores del fútbol español para vender el producto. La Supercopa es una competición que organiza la Federación, por lo que puede elegir cómo disputarla.

Sin embargo, Celaá, continuó con sus objeciones: «Hay cuestiones todavía por resolver socialmente, mundialmente, globalmente», continuó la ministra en su intervención ante la Prensa. En la Federación aún no se ha tomado ninguna decisión definitiva acerca de la sede final del torneo. Arabia Saudí o Qatar son los dos países que más interés han puesto y los que dan más beneficios a todas las partes. Tampoco está claro si el Gobierno puede decidir o influir en una elección que depende de la Federación.

La Supercopa la disputarán los mejores de la temporada pasada. Antes era a doble partido entre el campeón de Liga y el campeón de Copa. Ahora, el Barcelona, que ganó la Liga y el Valencia, que doblegó a los de Valverde en la final de la Copa estarán disputándola. A ellos se une el Atlético de Madrid, como segundo en la Liga y el Real Madrid, como mejor semifinalista de la Copa del Rey.