Deportes

Las chicas fueron guerreras en la Danone Nations Cup

Las chicas del Espanyol, representante del combinado nacional, hicieron historia 15 años después del último título mundial alevín conseguido por España. Una actuación impecable durante todo el campeonato con 26 goles a favor y 3 en contra, y que terminó con la finalísima tras ganar a Francia por 2-1. El combinado galo, representado por el Olimpique de Lyon, se adelantó en el marcador, pero dos golazos de Daniela Martínez y Mar Ballesta remontaron el encuentro. Tras el pitido final, la emoción envolvió el ambiente, las lágrimas de las chicas se mezclaban con los gritos de alegría entre abrazo y abrazo junto con una pequeña invasión de campo de otro equipo del Espanyol, que seguía la final desde la grada, y que no pudo evitar saltar al césped del RCDE Stadium de Barcelona para compartir la alegría con sus compañeras campeonas.

Por su parte, el equipo español masculino, representado por el Villarreal CF, perdió en la final en la tanda de penaltis ante México, que se lleva el campeonato otra vez tras conseguirlo en 2017 en Nueva York. El equipo castellonense realizó un campeonato casi perfecto, arrollando a sus rivales partido a partido con un fútbol que le convirtió en favorito durante todo el torneo, pero la lotería de los penaltis favoreció a Chivas, representante mexicano. Con un fin de fiesta espectacular y unos fuegos artificiales que iluminaron Barcelona, se dio por cerrada esta edición no sin antes confirmar el lugar donde se celebrará la próxima final mundial. Indonesia ya se prepara para acoger el mejor campeonato alevín de fútbol del mundo.

Es lo más importante de la DNC: la educación de los chavales. Por eso, durante el campeonato se les inculcan valores como el juego limpio, el compañerismo o los hábitos de alimentación saludables. El fútbol es la gran herramienta que sirve para formar a futbolistas y personas del mañana. Pero, deteniéndonos en lo estrictamente relacionado con el balón, hay que hablar de un chico que destacó por encima de todos. Se llama Pablo Reyes, juega en el Villarreal, lleva el 9 a la espalda y consiguió el Pichichi con 9 goles en 7 partidos. El delantero malagueño, recién fichado por la cantera del submarino amarillo, sobresalió con sus goles y potencia, velocidad y fútbol combinativo. «Tengo muchos sueños: llegar a Primera división, jugar la Champions y jugar con España un Mundial», decía Pablo. Con el nivel mostrado estos días, seguro que los cumple dentro de poco.

Esta edición ha sido más grande que nunca, porque la final de 2018 se ha jugado simultáneamente con la de 2019. El doble de partidos y el doble de pasión donde Brasil en categoría masculina y Francia en la femenina se han proclamado campeones. El Atlético de Madrid, representante femenino español terminó en un gran tercer lugar, y el Real Betis, representante español masculino, en un meritorio quinto lugar.

Publicidad

Puyol: «Que intenten mejorar cada día»

Carles Puyol, uno de los embajadores de la Danone Nations Cup, lamentó no haber tenido «la oportunidad de jugar este torneo, porque cuando tenía 12 años no existía, no había ni fútbol base». Para el excentral internacional del Barcelona, el mejor consejo para los niños es mostrarles que «no siempre se puede ganar. Que intenten mejorar cada día, sin rendirse. Hoy día todo es fácil, a clic, y eso hacer perder la paciencia».

Publicidad