MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
20:21
Actualizado

Las claves de la victoria del Real Madrid ante el Celta

El equipo de Zidane se lleva los tres puntos de Balaídos tras un partido en el que basó su victoria en su solidez defensiva y su acierto de cara al gol

  • Las claves de la victoria del Real Madrid ante el Celta
    /

    Luis Vieira / AP FOTOS

Tiempo de lectura 2 min.

17 de agosto de 2019. 21:27h

Comentada
G. Álvarez.  17/8/2019

ETIQUETAS

Era la primera prueba de fuego del nuevo Real Madrid de Zidane y se marchó de Balaídos con un notable muy alto, un 1-3 y el primer puesto provisional en la tabla. El equipo blanco basó su victoria en un gran planteamiento táctico y en la solidez defensiva en un encuentro en el que los once jugadores ayudaban cuando el equipo no tenía el balón.

Estas fueron las claves de la victoria del Real Madrid:

Planteamiento táctico y trabajo de Vinicius y Bale:

No salió con cinco defensas Zidane y optó por un 4-3-3 con Vinicius y Bale en las bandas. La presión sin balón era muy alta y cuando el equipo defendía el esquema se transformaba en un 4-1-4-1 con el brasileño y el galés ayudando a sus laterales.

En la primera parte se jugaba a lo que quería el Madrid. El equipo defendía muy junto y salía rápidamente al contraataque por las bandas. Bale estuvo pletórico en la primera parte y suya fue la jugada , a banda cambiada, que acabó con el gol de Benzema.

El VAR anula el fallo de Odriozola:

No se merecía el Real Madrid marcharse con un empate al descanso y después de un error en la salida de balón el árbitro no apreció el fuera de juego de Iago Aspas que asistiría a Brais para el gol. El VAR avisó a Estrada Fernández y el empate no subió al marcador.

Kroos y Casemiro ponen la calma tras la expulsión de Modric

Fue el momento más tenso del partido para el equipo blanco, pero Zidane decidió no mover el banquillo. La expulsión de Modric supuso que sus compañeros dieran un paso hacia adelante, en especial Casemiro, que fue de los mejores del Real Madrid, y Kroos, que marcó un golazo que sentenció el partido. El Madrid decidió jugar al toque, esconder el balón y le funcionó a la perfección. Los cambios no modificaron el dibujo ni aun con los tres goles de diferencia.

Courtois apareció cuando más se le necesitaba.

No tuvo apenas trabajo en la primera parte, aunque no le tembló el pulso para sacar el balón jugado. Sin embargo en la segunda parte sí tuvo que lucirse bajo palos. Apareció con dos intervenciones de mucho mérito que evitaron un hipotético empate celeste. Primero en una parada abajo ante Iago Aspas, en la que tapó muy bien el hueco saliendo a achicar los espacios.

Y en la jugada previa al gol de Kroos realizó la parada del partido. Se acababa de quedar el Madrid con diez y Araujo remató a bocajarro un centro desde la izquierda. El meta belga realizó una parada llena de reflejos y envió el balón a córner.

En definitiva un gran juego colectivo de un equipo que jugó como bloque. Las apariciones individuales de Bale, Benzema o Courtois redondearon un gran debut liguero del Real Madrid de Zidane.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs