MENÚ
martes 12 noviembre 2019
07:17
Actualizado

Las mujeres, al gallinero

La Supercopa de Italia entre Milan y Juventus, que se juega en Arabia Saudí el día 16, reserva la mejor y la mayor parte de la grada sólo para los hombres. Ellas tendrán que verlo desde la zona más lejana.

  • Las mujeres, al gallinero
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

04 de enero de 2019. 01:20h

Comentada
Francisco Martínez Madrid. 4/1/2019

La Juventus y el Milan se juegan la Supercopa de Italia el 16 de enero en Arabia Saudí. Cristiano, que busca su primer título con la «Vecchia Signora», contra el discutido Higuaín; un equipo crecido contra otro en crisis... Pero el fútbol ha pasado a un segundo plano después de conocerse cómo será la distribución de las entradas en el estadio Rey Abdullah, en la ciudad de Yeda. Resulta que las mejores entradas, la parte de la grada más cercana al césped a lo largo de todo el recinto, tienen la denominación de «singles» (solteros) y están reservadas únicamente para hombres. Para las mujeres queda la parte más alejada, la zona llamada «families» (familias). Incluso en un primer momento hubo una confusión y se pensó que las mujeres tendrían que ir acompañadas de un hombre, aunque la agencia italiana de prensa Ansa informa de que le han aclarado que no era así, que podrían ir solas. Lo que sí recomiendan a todas las extranjeras que quieran acudir es que se ajusten a las normas de vestimenta del país: ir tapadas y llevar un velo.

El revuelo montado ha sido tremendo y aunque las entradas «están volando», según un comunicado oficial de la Serie A (el campeonato italiano), desde algunos medios como el «Corriere della Sera» piden que el partido no se dispute. Las ganancias por llevar el duelo tan lejos ascienden a unos siete millones de euros. «Hay límites de la decencia que no pueden ser superados», opina el periódico. Algunos políticos también han expresado sus quejas. «No voy a ver un partido en el que no puedan entrar mujeres. Es una tristeza, un asco», afirmó el polémico ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, hincha del Milan. «Que los señores del fútbol vendan los derechos de los partidos, pero que no comercien con los de las mujeres», añadió.

Las mujeres llevan años sufriendo discriminaciones en Arabia Saudí. Aunque recientemente se han dado pasos hacia adelante, todavía queda mucho. Desde enero del año pasado se les permite entrar a los estadios, pero la Supercopa de Italia demuestra que no en las mismas condiciones que los hombres. Desde junio pueden conducir aunque, por ejemplo, aún no pueden abrir una cuenta en el banco sin el permiso de su marido, algo que en España dejó de suceder en 1975, no hace tanto.

Es la décima vez que la Supercopa se va a disputar lejos de Italia. Ya se ha jugado en Libia (2002), EE UU (1993 y 2003), China (2009, 2011, 2012 y 2015) y Qatar (2014 y 2016).

Últimas noticias