Publicidad
Publicidad
Actualidad

Lim echa a Marcelino. Motivos y cronología de un despido anunciado

El Valencia ha hecho oficial el despido de su ya exentrenador, Marcelino García Toral, que deja al equipo vigente campeón de la Copa y a punto de comenzar la Champions.

En Valencia se distinguen tres etapas desde la llegada de Peter Lim. La primera va desde el 24 de octubre de 2014, cuando el multimillonario singapureño compra el club che por 94 millones de euros, hasta la llegada de Mateu Alemany, en marzo de 2017 como Director General del Valencia.

Publicidad

La segunda, la más exitosa deportivamente hablando, empezó con aquella contratación e, irónicamente, terminó al final de la temporada pasada, cuando el club ganó la Copa del Rey al Barcelona y logró clasificarse para Champions.

En esta tercera etapa, al igual que ocurriera con los primeros años en el club, Peter Lim ha decidido que quiere volver a tomar las decisiones deportivas importantes en el club. Que el éxito deportivo no ha llegado con su gestión, pero sí con su dinero, y que él tiene el derecho a decidir el futuro del Valencia. Esa potestad la compró el magnate hace cinco años por 94 millones.

Después del partido de pretemporada ante el Sporting de Lisboa, Dani Parejo, capitán valencianista, hacía pública la inestabilidad del club:

«En el campo, cada día mejor...». La frase iba directamente dirigida hacia Peter Lim y su idea de entrometerse en el binomio Alemany-Marcelino con el que los jugadores estaban encantados.

Publicidad

Los roces desde el final de temporada habían sido constantes, y la situación ha acabado con el asturiano fuera del banquillo y la llegada de Albert Celades a Valencia. Alemany, que la semana pasada recibió una oferta de un club de Primera División, todavía no ha hecho declaraciones sobre su futuro.

-Con Diakhaby explotó todo:

Publicidad

Llegó a Mestalla una oferta por el defensa que Alemany no consideraba suficiente y Lim quería aceptar para traer a Mestalla a Nabil Fekir y Otamendi.

Ninguno de estos dos jugadores estaban dentro del proyecto deportivo de Alemany, y tampoco eran del gusto del entrenador. Desde la dirección deportiva el objetivo eran Rafinha y Laguardia. El brasileño del Barcelona, cedido ahora en el Celta, llegó a tener un acuerdo con Alemany, pero el propietario del club paralizó el fichaje, poniendo como excusa el historial médico.

- Alemany más fuera que dentro:

La situación era límite, y parecía irreconciliable. Anil Murphy, presidente del club y hombre de confianza de Lim, realizó un viaje exprés desde Singapur que se interpretó como el acto previo al despido del Director General. Sin embargo, la plantilla y el entrenador defendieron a Alemany que se mantuvo en el cargo.

- Calma que explota con Rodrigo:

Comenzó la temporada, con un empate doloroso en Mestalla ante la Real Sociedad. Tras un buen partido, los che cedían en el minuto 100 tras un penalti por manos en una barrera. El equipo había ilusionado, Gameiro tuvo una pena máxima para poner el 2-0 en el 94 y dejar líder al Valencia, pero esa misma semana explotó el caso Rodrigo.

Publicidad

Uno de los puntales del equipo se iba a ir por 60 Millones a un rival directo como el Atlético de Madrid. A mitad de semana, con la temporada comenzada y sin ningún tipo de aviso previo. Alemany ya trabajaba en la llegada de un sustituto, se habló de Thauvin o de Mariano, pero finalmente todo quedó en nada. El Atlético no tenía dinero y no se llevó al jugador, pero sí dejó un clima de descontrol en Paterna que ha acabado hoy.

Marcelino ya no es entrenador del Valencia. Con él se irá todo su cuerpo técnico y veremos si Alemany. El conjunto che, ya con Celades en el banquillo, jugará en el Camp Nou ante el Barcelona este sábado a las 21:00.

Así está ahora mismo el Valencia. Que sigue en la era Peter Lim, pero ya no en la de Marcelino.