Luis Enrique lanza otro dardo a Bartomeu

Bravo detuvo un penalti a Parejo que hubiera supuesto el empate a uno
Bravo detuvo un penalti a Parejo que hubiera supuesto el empate a uno

El técnico se acuerda de Zubizarreta, despedido por elpresidente, para alabar a sus porteros Bravo y Ter Stegen.

«Tienes un director técnico como Zubizarreta y te ficha a dos porterazos y cualquiera de los dos puede jugar». Así explicó Luis Enrique la fortuna que tiene de contar con dos guardametas de garantías en sus filas: Bravo para la Liga y Ter Stegen para la Copa y la Liga de Campeones. Nada raro si no fuera por el tiempo verbal que utilizó el entrenador. Dijo «tienes un director deportivo», cuando realmente tendría que haber dicho «teníamos», en pasado, porque Zubizarreta ya no forma parte de la entidad. En el mes de enero, con el club en plena crisis por la mala relación del entrenador y Messi, y con el castigo de la FIFA por la contratación de menores todavía coleando, «Zubi» dijo que Bartomeu sabía los errores que se habían cometido en la contratación de esos futbolistas jóvenes. Apuntó al presidente. La reacción fue inmediata y el director deportivo fue despedido, con la excusa de una «pérdida de confianza».

La decisión también ponía en una situación delicada a Luis Enrique, que llegó al club de la mano del ex guardameta, pero los buenos resultados encadenados desde ese momento tranquilizaron parte de la situación, no sin que antes el propio Bartomeu convocara elecciones para el próximo verano. Ésa fue otra de las consecuencias de la «crisis de Anoeta». La del sábado no fue la primera vez que el entrenador se acordó de Zubizarreta.

Polémicas aparte, no le falta razón al preparador azulgrana en su afirmación. La portería del Barça quedó huérfana con la marcha de Valdés, un meta histórico en el club, quizá el mejor de su historia con permiso de Ramallets. No era tarea fácil ocupar su puesto, y los dos que han llegado lo han hecho con personalidad. Rotando, como el Madrid el año pasado, pero con menos ruido. Bravo está protagonizando una temporada increíble en Liga, en la que es el Zamora. Sus fallos se cuentan con los dedos de una mano. El último, el de Sevilla en la pasada jornada, no le ha pasado factura y el sábado fue el héroe ante el Valencia, deteniendo su primer penalti como azulgrana. Ter Stegen se sobrepuso a su mal segundo partido en la «Champions», en París, y en el mismo escenario el pasado miércoles, pero en cuartos, hizo una parada increíble a Cavani que evitó problemas para la vuelta de mañana.

Iniesta se entrena

Para ese duelo, la gran novedad puede ser Iniesta, que fue baja ante el Valencia por un golpe en la articulación sacroilíaca. Acabados los experimentos de jugar con dos medios defensivos (Busquets y Mascherano), Luis Enrique apostará por uno de ellos ante el PSG, con Rakitic de interior derecha e Iniesta por el otro lado.