Deportes

El Arsenal castiga a un tembloroso Valencia en Londres (3-1)

El conjunto ché no supo aguantar el 0-1 que consiguió Diakhaby y permitió que el Arsenal remontara en la ida de la semifinal de la Liga Europa.

El conjunto ché no supo aguantar el 0-1 que consiguió Diakhaby y permitió que el Arsenal remontara en la ida de la semifinal de la Liga Europa.

Publicidad

Lacazette se señalaba la sien después del gol del Valencia para decir a sus compañeros que pensaran. Con un toque de cabeza en el área después de un saque de córner de Parejo, Rodrigo había descolocado a toda la defensa del Arsenal para que Diakhaby pusiera por delante al Valencia. Por eso el delantero francés pedía a sus compañeros que pensaran, que no cayeran en las maniobras de distracción del equipo valencianista.«Cabeza», pedía.

La misma que pone él en su juego. Lleva el «9», pero es mucho más que un rematador, es un delantero inteligente, como demostró en el tanto del empate. Puso la pelota por delante a Aubameyang entre dos de los centrales del Valencia y siguió la jugada para acudir al espacio libre cuando el congoleño eliminó a dos defensas del Valencia –Roncaglia y Garay– y a Neto, el portero, con un solo regate. Aubameyang levantó la cabeza y vio la llegada de su compañero, que marcó con la portería vacía. Pero Lacazette también domina algunos de los registros del manual del delantero centro. Como el remate de cabeza con el que puso por delante a su equipo. Atacó la pelota con fe, sin importarle la presencia de Roncaglia, que sólo pudo poner el cuerpo para que el delantero del Arsenal chocara.

La tecnología de gol ayudó a validar el tanto al árbitro, que se señalaba el reloj para indicar que le había llegado la notificación de que el balón había superado la línea de portería.El Arsenal consiguió sobreponerse al comienzo del Valencia, extrañamente dominador. Marcelino jugó con seis defensas, una línea de tres centrales y dos laterales y Diakhaby, un futbolista eminentemente físico, por delante como centrocampista de contención. Pero en lugar de para encerrarse en su área, el planteamiento le sirvió para frenar los ataques del Arsenal y llegar con peligro. Parejo estuvo a punto de marcar el 0-2 en un lanzamiento lejano que despejó Cech.

El arranque valencianista quedó desactivado pronto por el equipo de Emery, que fue asumiendo poco a poco el dominio del juego. Dominaba en el medio y sólo le faltó más acierto en el remate de Aubameyang para que la diferencia fuera mayor. Hasta que acertó el congoleño. Neto detuvo un disparo de Lacazette, pero sus compañeros no estuvieron atentos al rechace y Kolasinac, impreciso toda la noche, puso la pelota en el pie de Aubameyang para que castigara al Valencia con el tercero.

Publicidad