Fútbol

Morata da la razón a Luis Enrique (0-2)

El delantero del Atlético marca los dos goles de España contra Malta (0-2) después de más de año y medio sin marcar con la Roja

domingo garcía

Tenía confianza Luis Enrique en Morata y el delantero del Atlético le dio la razón. Llevaba más de año y medio sin marcar, 500 días, pero el seleccionador veía síntomas de mejora en su juego. Elogió su actuación ante Noruega –«el mejor partido con nosotros», dijo– y lo premió con la titularidad en Malta. Fue uno de los escasos titulares que se mantuvieron en el equipo. El seleccionador, ausente por un problema familiar, cambió a ocho futbolistas del equipo que derrotó a los noruegos y sólo Sergio Ramos y Asensio acompañaron a Morata entre los que jugaron los dos encuentros.Morata marcó para sacar a España del aburrimiento. Era un partido que invitaba a la pereza, con dominio escandaloso de la Roja en la posesión y los malteses muy pegados a su área. Pero no es ése uno de los pecados del delantero del Atlético. Siempre pelea, siempre se ofrece, siempre tira un desmarque que ofrece soluciones a sus compañeros cuando tienen la pelota. Y en uno de ésos, Gayá le mandó la pelota a la espalda de la defensa y él resolvió con un toque para superar a Bonello.El «7» de España no se dejó ir con la sensación del trabajo hecho. No había apenas posibilidades de que Malta empatara. La posesión era de la Roja y Kepa, sustituto de De Gea, no tenía mucho que hacer en el partido. Pero Morata va siempre a buscar el gol. Y encontró el segundo en un centro de Jesús Navas desde la derecha. El jugador del Sevilla entró en la segunda parte, pero demostró que todavía sigue siendo útil para el equipo nacional.Como Morata, que se fue sustituido por Rodrigo a falta de diez minutos con la satisfacción del trabajo bien hecho. El seleccionador confiaba en el trabajo de la segunda línea, que ha desatascado en muchas ocasiones los partidos sin necesidad de que marquen los delanteros. Por eso eran llegadores lo que acompañaban a Rodri en el centro del campo. Un eje completamente nuevo que completaban Saúl y Canales en su estreno como titular con la selección. Pero ni Saúl consiguió acertar con la portería en las dos ocasiones que tuvo en la primera mitad ni Canales en la segunda. El cántabro mandó por encima del larguero su oportunidad. Tampoco Sergio Ramos. Al capitán le hicieron una falta al borde del área en la primera mitad, pero fue generoso y dejó que la lanzara Marco Asensio. Era el perfil apropiado para un zurdo. Tampoco acertó en un remate en el área. Estuvo mucho más comedido en sus subidas a pesar de que el partido podía invitar a la aventura. Pero no eran necesarias las heroicidades. Era cuestión de paciencia y esperar a que el gol cayera por la inercia lógica de la posesión.Ayer no hacía falta el acompañamiento en el área de los que llegan desde atrás. Para eso estaba Morata, que dio la razón a Luis Enrique y un poco de consuelo en un día complicado para el seleccionador. La mejor manera que tiene un delantero de dar la razón a su entrenador es marcar goles. Y eso hizo Álvaro. Morata sale reforzado de la convocatoria, con la fe intacta del técnico español en su aportación y con dos goles en sus estadísticas. Pero no fue el único. Hay jugadores que no son tan constantes en las convocatorias, alguno incluso acaba de aparecer, como Navas. Pero otros, como Sergi Roberto, demostraron que son capaces de jugar en cualquier sitio y dar el rendimiento que espera el preparador.De los compromisos ante Noruega y Malta se exigía que sirvieran para que España recuperara la autoestima y la fe en sus posibilidades después de la caída en la fase previa de la Liga de Naciones. El objetivo se ha conseguido y el camino hacia la Eurocopa es el correcto.