Motociclismo

Livio Suppo sobre Márquez: «Además de rápido, ahora es inteligente»

Livio Suppo, jefe del equipo Honda, alaba el gran paso hacia la madurez de Márquez. «Nunca vi una transformación igual», dice

Márquez ayer en una de las curvas de Motorland
Márquez ayer en una de las curvas de Motorland

El jefe del equipo Honda, Livio Suppo, alaba el gran paso hacia la madurez de Márquez. «Nunca vi una transformación igual», dice

Admite Livio Suppo que nunca está tranquilo mientras sus pilotos están en la pista, pero la actual versión de Márquez, más cerebral y conservador, seguro que le evita algunas visitas al cardiólogo. Él es el máximo responsable deportivo de Honda, es decir, el jefe de Marc, aunque no se sienta exactamente así. «En MotoGP, mandan los pilotos, porque son la parte más importante de toda la organización». ¿Y es fácil dar órdenes a un genio? «Digamos que no es difícil ser el jefe del equipo en el que corre Marc», concede. El italiano está encantado con el nuevo Márquez, alucina con el gran cambio que ha dado el número «93» este curso, algo que dice no haber visto en sus 21 años de experiencia en el «paddock». «Su transformación ha sido increíble. Siempre ha sido muy rápido, pero ahora además es inteligente y paciente. Es un gran salto hacia un estado de madurez perfecto. Se ha transformado en un tío completo, que sabe cuándo arriesgar y cuándo conformarse, algo que no es fácil, porque yo he trabajado con pilotos fortísimos que nunca supieron hacerlo. Me encanta que un chico tan joven y con tanto talento tenga la humildad para entender que todavía puede mejorar. Por eso nadie puede saber ahora mismo hasta dónde puede llegar».

Lo de que las derrotas enseñan más que las victorias es totalmente aplicable a la trayectoria de Márquez en MotoGP. El año pasado fue el primero que no acabó como campeón, una escuela perfecta para convertirse en el piloto que es ahora. «En 2013 ganó como novato y él estuvo muy bien, pero Valentino no era el de ahora y Jorge y Dani tuvieron problemas. En 2014 estuvo increíble, dominó de una manera que ni él esperaba y es lógico que con 22 o 23 años y dos títulos mundiales pienses que lo normal es ganar todas las carreras», explica Livio, que ve el año pasado como un proceso necesario de aprendizaje y maduración para su piloto. Márquez hizo seis ceros en 2015 y, ahora, a cinco citas del final, tiene 43 puntos de ventaja respecto a Rossi gracias a ser el único que ha sumado cada fin de semana. «Ha entendido que no es normal ganar diez carreras seguidas, y que es más lógico ganar una y que en la siguiente sufras. Es anómalo vencer tanto en un campeonato con pilotos tan competitivos y con distintos circuitos que favorecen a unas motos y a otras. Es inteligente y tiene autocrítica, por eso es consciente de que si no comete errores, si no gana el título, llegará con opciones hasta el final siempre», argumenta el directivo de HRC.

En esto anda ahora el español, en no fallar para que la lucha por el campeonato no reviva demasiado. En las últimas cuatro citas ha perdido puntos con Valentino, aunque el margen es grande y ayer fue el más rápido por la mañana y el segundo muy cerca de Pedrosa por la tarde. Livio no teme que el ruido externo pueda afectar a Márquez, inmune a lo que sucede en Yamaha y a las tácticas psicológicas de Valentino.

Suppo no está de acuerdo con los que dicen que el Mundial está acabado, ni con las teorías de que la capacidad de su estrella para ir rápido en cualquier circunstancia va en contra del desarrollo técnico de la Honda. «Esto es una leyenda del ‘‘paddock’’. No es verdad que sólo Marc pueda sacarle partido, como sucedía con Ducati y Stoner, porque también han ganado Crutchlow y Pedrosa últimamente. Lo que sí es un hecho real es que él puede pilotar por encima de los problemas a un nivel más alto que el resto de competidores».

El mejor viernes del año para Pedrosa

«Seguramente sí», respondía Dani a la pregunta de si el de ayer fue su mejor viernes del curso. Fue el más rápido del día, dominando el segundo entrenamiento libre y prolongando las sensaciones de su victoria en Misano. Suppo ha sido uno de sus grandes defensores, a pesar de que «criticar a Dani es muy fácil». «Tiene 52 victorias, ha igualado a Phil Reed, está entre los grandes. Es verdad que no tiene un título de MotoGP, pero cada año ha ganado al menos una carrera. Pocos pueden decir esto. En cuanto sufre durante unas cuantas carreras, ya dicen que hicimos mal en renovarlo y estas cosas, pero es que la gente se queda siempre con el último recuerdo», explica el jefe de Honda, que no encuentra una mejor combinación que la actual de Marc y Dani. «Para empezar, porque no se detestan. Tener a dos pilotos que no se soportan no es bueno para el clima ni la imagen. Estamos aquí para vender motos, no para divertirnos. Hay que dar una imagen de equipo. No es la prioridad, pero si consideras todo, estoy contento, porque hacer una escuadra más fuerte que la nuestra es difícil».