Motociclismo

Márquez: «Parece que si no gano será un desastre»

Marc busca en casa la séptima victoria consecutiva, aunque avisa "llegará un día en que no pueda ganar y tenga que conformarme con el podio".

Márquez hace una Chilena sobre el asfalto de Montmeló.
Márquez hace una Chilena sobre el asfalto de Montmeló.

Marc busca en casa la séptima victoria consecutiva, aunque avisa "llegará un día en que no pueda ganar y tenga que conformarme con el podio".

Inevitablemente, el Mundial gira en torno a Márquez, que llega a la cita de casa con la opción de sumar su séptima victoria consecutiva, mantener el reto del pleno en la temporada e igualar una racha que Rossi fue el último en conseguir. Es el tema recurrente y él no se oculta, reconoce que lo va a intentar y que, por supuesto, es posible y su objetivo seguir ganando: "En casa y viniendo de seis victorias lo que te entra en la cabeza es ganar, pero si no se puede, al menos me gustaría acabar en el podio. Por lo que estoy escuchando parece que si no consigo una victoria será un desastre y yo no lo veo así. En algún momento llegará una carrera, que puede ser perfectamente ésta, en la que no se pueda ganar y toque acabar en el podio. Yo voy a dar el ciento por ciento, pero no siempre es posible, veremos el domingo si hay un piloto más fuerte que nosotros y cómo lo gestionamos", asegura. Marc no pierde la sonrisa, porque se siente cómodo siendo el imán de todas las miradas y comparte confidencias con Rossi mientras el resto de pilotos contesta en la conferencia de prensa oficial. Precisamente el italiano es el elegido al preguntarle contra quién le dolería menos caer derrotado. "Con Valentino, porque cuando él vence todo el mundo está contento", responde Márquez, que no tiene Montmeló entre sus circuitos preferidos. Mugello tampoco lo era y consiguió imponerse en el cara a cara con Lorenzo, y para algo parecido se preparará de aquí al domingo. Por la afición le gustaría una última vuelta con más pilotos, aunque avisa de que además de más bonito es más complicado: "Si la lucha es entre cuatro y fallas, sabes que quedarás cuarto. Mi objetivo no es ganar todas las carreras, es ganar el Mundial", insiste.

En el otro lado se sitúa el resto de competirodres, los que buscan una receta para acabar con el dominio del líder: "No pienso en eso, sólo en mejorar mi rendimiento, esa misión no es para mí", admiten Ianonne y Dovizioso, aunque Andrea añade además que lo que está haciendo Marc es fantástico y que le deja con la boca abierta. Rossi cree que el mejor remedio es tratar de ir siempre al máximo y esperar un paso en falso, mientras Lorenzo cree en su mejora física y en el espíritu de Mugello para recortar la distancia con el gran dominador.