Monlau Repsol, de donde vienen los campeones

La escuela de pilotos, mecánicos e ingenieros presentó en Madrid su proyecto para 2015

Además de crear pilotos, Monlau forma mecánicos e ingenieros en colaboración con Repsol, que concede becas de estudio a los más aventajados.
Además de crear pilotos, Monlau forma mecánicos e ingenieros en colaboración con Repsol, que concede becas de estudio a los más aventajados.

El talento es imprescindible para encontrar un hueco en la élite de los deportes de motor, pero todo lo demás que hace falta para conseguirlo se aprende desde 1988 en la escuela Monlau Repsol. Este centro pionero y de referencia en la formación de pilotos, ingenieros de pista y mecánicos de competición presentó hoy en Madrid su proyecto para 2015, donde combinará una vez más la parte teórica con las prácticas en los circuitos.

Marc Márquez y Fabio Quartararo son las dos caras más visibles de lo que Monlau trata de inculcar a sus alumnos, ya sean los que van a tener que subirse en las motos y los coches o aquellos que se encargarán de que nada falle en la parte técnica para aportar también a la victoria final.

Becas Repsol

Emilio Alzamora fue piloto en los primeros proyectos de esta escuela y ahora es su consejero delegado. Él descubrió a los hermanos Márquez o al francés Quartararo, alumnos aventajados de lo que se conoce como el “método Molau”. “El talento por sí solo no es suficiente, tratamos de transmitir valores de esfuerzo, de sacrificio y una metodología para hacer las cosas”, aseguraba Alzamora, convencido de que el presente del motociclismo está asegurado con Márquez y Pedrosa (pilotos Repsol), pero que hay que trabajar ya para el futuro.

Además de crear pilotos, Monlau forma mecánicos e ingenieros en colaboración con Repsol, que concede becas de estudio a los más aventajados.

El 52 por ciento de los alumnos que pasaron por la escuela forman parte ahora de equipos de élite en las distintas modalidades de automomovilismo y motociclismo. Una cantera de talentos que va más allá de los pilotos, porque los ingenieros y mecánicos que trabajan en el box también ganan campeonatos.