«Nagy es el Messi de Hungría»

Laszlo Nagy es la estrella de Hungría, rival de España hoy
Laszlo Nagy es la estrella de Hungría, rival de España hoy

«Somos tontos, siempre caemos en lo mismo: entran todos los balones al pivote (Julen)», le confesaba Laszlo Nagy a Cristian Ugalde después de que España derrotara a Hungría en los Juegos de Londres, partido que se repetirá hoy –aunque sin Ugalde, lesionado– en el Mundial de España, el primer duelo de verdad para la Selección. Eran rivales ese día y compañeros en el Barça, como ahora lo son en el Veszprem. El hijo pródigo ha vuelto a su país después de estar doce años en el Barcelona y de haber amagado con jugar con España. Pero el contrato con el Veszprem, que le convirtió en el mejor pagado del mundo, «incluía» volver a jugar con Hungría. «Allí es un ídolo, es como Messi, por hacer la comparativa, porque el balonmano tiene mucho seguimiento», continúa Ugalde, que reconoce que Laszlo les está facilitando la adaptación al país. «Nos ayuda cuando tenemos problemas en el banco, y con todo. Es una persona excelente», continúa el extremo, opinión que comparte Xavi Pascual. «Es extraordinario como ser humano, y como jugador, uno de los mejores. Los dos últimos años en el Barça dio un paso adelante. Se habla de su lanzamiento, pero realmente es un hombre diez, que tácticamente se equivoca poco y que defiende bien», opina el técnico del Barcelona. «Ha mejorado su visión de juego en España. En Hungría eran más físicos, van a la carne, son carnívoros y con un cruce se medio perdían. Los españoles no somos altos ni fuertes, como en el fútbol somos bajitos y jugones», añade Ugalde. Con su llegada y la de jugadores y técnicos españoles, el estilo húngaro está cambiando. «Cañellas me dijo que lo notó en Schuch (pivote del Veszprem): se enfrentó a él en mayo y cinco meses después y comprobó su mejoría», prosigue el extremo español. «Somos mejores, pero cuidado», analiza Pascual el partido de hoy: «De tan imprevisibles e irregulares, son muy peligrosos». Y tienen a Nagy.