Fútbol

Copa del Rey

"¿Pan o fútbol? Prefiero quedarme con la panadería"

Héctor Alonso, delantero del Cayón, rival del Athletic en la Copa del Rey, es panadero por las mañanas y futbolista por las tardes

Hector, durante una mañana de trabajo
Hector, durante una mañana de trabajo.

El Club Deportivo Cayón, ubicado en el municipio de Santa María de Cayón (Cantabria), está inmerso en la lucha por salir de los puestos de descenso de la Segunda RFEF, la cuarta categoría del fútbol español. Las dificultades en la competición liguera tendrán un paréntesis con la visita del Athletic Club de Bilbao. No será en el Fernando Astobiza donde disputa sus partidos habitualmente. La segunda eliminatoria de Copa se disputará en El Sardinero de la capital cántabra donde se esperan unos 14.000 espectadores y la presencia de unos 4.000 aficionados del Athletic. El partido ha sido declarado de alto riesgo por el posible enfrentamiento entre ultras del Racing y del Athletic, pero eso es otra historia.

En el Club Deportivo Cayón uno de sus delanteros, Héctor Alonso, es futbolista por las tardes y panadero el resto del día. «Llevo cuatro años trabajando en la panadería, aunque anteriormente había tenido otros puestos de trabajo. Ahora puedo por suerte compaginar ambas cosas y seguiré disfrutando del fútbol mientras mi trabajo me lo permita», asegura. La panadería se trata de un negocio familiar. «El fútbol no nos permite dedicarnos exclusivamente a ello y uno tiene que buscarse un medio de vida. Uno es mi sustento y otro es mi pasión», comenta Héctor. «Al fútbol empiezo pues como todo jugador supongo. Lo hice con seis años en una escuela cercana a mi casa (Reocín), después pasé por casi todas las categorías del Racing de Santander y luego por varios equipos de Tercera División hasta hoy en día. Seguiré jugando al fútbol hasta que mi tiempo y la familia me permitan», aclara.

La vida diaria del delantero no da tregua, aunque luego todo termina mereciendo la pena. «Mis días muchas veces son un poco locura, con poco descanso y voy corriendo a todos lados, pero me encantan ambas cosas y es lo que me empuja en el día a día», dice Héctor. A diferencia de lo que sucede con otros muchos jugadores que compiten en su categoría o categorías inferiores, Héctor sí antepone su trabajo «normal» al balón. Y si tuviera que quedarse con una profesión lo tiene claro: «¿Pan o fútbol? Prefiero quedarme con la panadería porque al fútbol no le quedan muchos años, pero la panadería espero que sea para siempre», afirma.

El panadero del Cayón ya se estrenó en esta edición de la Copa marcando al Ursaria. De hecho es consciente como pocos en el equipo de la gran oportunidad que tiene ante el Athletic Club a sus 29 años. «Es un partido único en la carrera de un futbolista de nuestro nivel. Es un momento muy bonito para disfrutar con los compañeros y es emocionante que la familia pueda verlo. Me hace especial ilusión que mis hijos puedan vivir el partido contra el Athletic de Bilbao», comenta.

Héctor no es el único jugador de la plantilla del Cayón que tiene una vida paralela al fútbol. El capitán, Marcos Humara, trabaja realizando instalaciones frigoríficas. «El fútbol al final te sirve para despejarte. Aquí la mayoría trabajamos porque somos un equipo humilde y yo me enteré que nos había tocado el Athletic precisamente cuando estaba trabajando. Ahora tenemos que disfrutar y competir porque esto es como si nos hubiese tocado la lotería. Hay que disfrutar junto a la afición de este momento», asegura.

En el Club Deportivo Cayón hay alguien que sabe lo que es eliminar a los «leones» en la Copa. Luis Fernández, su entrenador, fue lateral izquierdo en el Racing y en el Betis, entre otros, y en dos ocasiones acabó con el equipo vasco en el torneo del KO. En la temporada 2004/2005, Luis portaba la camiseta verdiblanca. En semifinales, en el Ruiz de Lopera, se registró un empate a cero. El mismo resultado que se dio en el viejo San Mamés. Luis Fernández disputó la eliminatoria al completo y en la tanda de penaltis en Bilbao marcó el lanzamiento decisivo. Poco después, el 11 de junio de 2005, el equipo verdiblanco con Luis Fernández se proclamó campeón de la Copa del Rey en el Vicente Calderón ante Osasuna.

El Athletic llega a la eliminatoria en el que puede ser el mejor momento de la temporada. A la goleada ante el Rayo se ha sumado la renovación de Nico Williams y la Copa se ha convertido de nuevo en las últimas temporadas en la competición favorita de los rojiblancos. Suman cuatro semifinales seguidas y en 2020 y 2021 alcanzaron la final, aunque no pudieron levantar el título. En el actual formato, el Athletic no cae eliminado desde hace 19 años. Fue en octubre de 2003 en el campo cántabro de El Malecón. La Gimnástica Torrelavega se impuso por 2-1 en el curso de estreno de Ernesto Valverde en el banquillo bilbaíno.

El entrenador cacereño tiene varias dudas para el partido ante el Cayón. Oscar de Marcos, Iker Muniain, Yeray Álvarez, Dani García y Mikel Vesga pueden perderse el encuentro en El Sardinero. El técnico dará la alternativa a varios canteranos para evitar que el conjunto cántabro protagonice la que sería la primera gran sorpresa del torneo.