Actualidad

Las claves de la sequía de Luis Suárez en Champions

El Barcelona no marcó ningún gol contra el Borussia Dortmund, como no hizo ninguno contra el Liverpool en la despedida de la Champions de la temporada pasada. Le cuesta al equipo de Valverde hacer goles en campo rival porque no le ayuda nada su delantero centro, Luis Suárez, tan demoledor en algunos momentos como sin puntería cuando el Barcelona viaja por Europa. El delantero uruguayo ya suma cuatro años sin marcar un tanto como visitante, en total, 19 partidos. Rivales grandes y pequeños, partidos trascendentes y otros que no importaban, con presión o sin ella. Es lo mismo, Luis Suárez no hace goles se ponga como se ponga: BATE, Arsenal, Atlético, Gladbach, City, Celti, PSG, Juve, Sporting, Olympiacos, Juve, Chelsea, Roma, Tottenham, Inter, Lyon, United, Liverpool y Dortmund. A todos esos campos ha viajado el Barcelona con Luis Suárez como delantero, como jugador que tiene que hacer los goles y de todos ha vuelto a cero en una crisis que empezó como anécdota y que ahora preocupa seriamente en Barcelona. Es complicado ser competitivo si tu delantero no define como debe.

Publicidad

Nadie se explica los motivos. No ayuda que el Barcelona sea un equipo temeroso y genere menos ocasiones. Luis Suárez tiene que buscarse la vida sin éxito y con pocos balones buenos.

También da la impresión de que a Luis Suárez le cuesta mantener la regularidad cada vez y los años empiezan a pesarle. Seguro que va a tener una racha goleadora, pero también momentos de sequía.

Tampoco parece que tenga clara su posición ahora. Por lo que se fue viendo en Dortmund, el plan de Valverde es jugar con Griezmann, Luis Suárez y Messi arriba, mientras Dembélé está lesionado. Considera el entrenador que los tres necesitan minutos juntos para entenderse y cree que esa delantera antes o después dará un buen resultado. Pero por ahora, Messi aún no ha podido probarse y Griezmann no destaca. Trabaja mucho, pero no ayuda al equipo. “Tengo que acostumbrarme a los movimientos de Luis Suárez de Leo y de Dembélé cuando vuelva, y ellos a los míos. Hay que trabajar eso”, decía en Movistar después del encuentro. El francés se encontró con una situación que se da mucho en el Barcelona cuando es visitante en Europa: “Creo que no hemos tirado a puerta. Son cosas que hay que mejorar, que trabajar”, dijo.

Publicidad

Tiene un trauma el Barcelona con la Champions tras las eliminaciones tan sorprendentes de las últimas temporadas y cada vez que disputa un encuentro lejos de su campo, se lo toma como una batalla contra sus propios fantasmas. Dortmund es, probablemente, la salida más complicada que tienen los azulgrana en esta fase de grupos y el resultado fue bueno, pero las sensaciones fueron las de un equipo temeroso, más preocupado que ambicioso: “Es verdad que lo que nos gusta es que el juego que generamos lo podamos convertir en ocasiones de gol, porque al final las ocasiones te dan goles. Tenemos que mejorar. Hay un momento en el que tenemos que ser profundos cuando llegamos en determinadas zonas y fuera de casa nos está faltando”, explicó Valverde después del encuentro.

Dice el entrenador que Messi aún no está para mucho y que Luis Suárez también se está recuperando. Pero el uruguayo no faltó a su cita con el gol en Liga, en la goleada al Betis y tampoco falló a su cita con la frustración en Champions fuera de casa. Resulta que es un jugador de rachas, pero que está dejando de ser tan fiable como acostumbraba.

Publicidad